Torrent fija para el viernes el imposible pleno de investidura de Sànchez

Roger Torrent./Efe
Roger Torrent. / Efe

El independentismo no descarta a Puigdemont, aunque no a corto plazo, y trabaja en un candidato libre de causas penales

CRISTINA REINOBarcelona

El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, firmó hoy la convocatoria de la sesión de investidura de Jordi Sànchez, candidato a la presidencia de la Generalitat. El pleno comenzará el viernes, un mes después del primer intento de elección de Sànchez, que no llegó a buen puerto pues el juez Pablo Llarena no permitió su salida de prisión para someterse a la votación. Negativa que todo hace pensar que se volverá a repetir en esta ocasión.

La suerte de este nuevo pleno de investidura será, con toda probabilidad, la mismo que el anterior, aunque los independentistas creen que las circunstancias son distintas. Se refieren a la resolución del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de hace quince días, que insta a España a «tomar todas las medidas necesarias» para garantizar los derechos políticos de Jordi Sànchez. «En caso de que el Tribunal Supremo no dé cumplimiento a la resolución, se estaría produciendo un daño irreparable a los derechos políticos del candidato y el Estado estaría incumpliendo sus obligaciones internacionales», señaló el presidente de la Cámara catalana.

Sànchez, en prisión preventiva desde hace casi seis meses, concurrió como número dos en la lista de JxCat tras Carles Puigdemont. El pasado 5 de marzo ya fue propuesto candidato a la presidencia, pero no pudo someterse al debate de investidura después de que el Tribunal Supremo denegara su salida de prisión. JxCat y Esquerra han decidido mantener el pulso con el alto tribunal.

Han transcurrido casi cuatro meses desde las elecciones y los secesionistas siguen más empeñados en denunciar los supuestos déficits democráticos de España que en formar un gobierno efectivo. Desde las filas de Demòcrates (en las filas de Esquerra), incluso insinuaron hoy que en el resto de España a alguien aún se le pasa por la cabeza «fusilar» dirigentes secesionistas.

Se da la paradoja de que Llarena, si vuelve a cerrar la puerta al dirigente nacionalista, hasta podría hacer un favor a los independentistas, ya que, a pesar de que apuestan por Sànchez, no tienen asegurada su investidura. JxCat y Esquerra confían en que Toni Comín y Carles Puigdemont puedan delegar sus votos para ganar la votación en segunda ronda (que sería este domingo). Pero no está claro que puedan hacerlo aunque los republicanos abrieron hoy la puerta a forzar a Comín a que renuncie a su escaño a pesar de que el exconsejero de Salud se niega.

El problema sería Puigdemont, muy crecido tras la victoria judicial en Alemania. Hace dos semanas sí estaba sobre la mesa su posible entrega del acta, pero las circunstancias han cambiado y mucho. JxCat, de hecho, apuesta por el expresidente como candidato. No ahora, sino a lo largo de la legislatura, cuando esté lista la reforma de la ley de la Presidencia para autorizar la investidura no presencial.

Presidente provisional

Esta posibilidad, en cualquier caso, está casi descartada antes del 22 de mayo, ese día se cumple el plazo de dos meses para lograr la investidura y se convocarían elecciones. «Jordi Sànchez es un presidente provisional hasta que podamos investir a Carles Puigdemont», advirtió hoy la portavoz de JxCat, Elsa Artadi. Los independentistas son conscientes de que el presidente de la ANC no podrá ser elegido, por lo que esa misma afirmación servirá para el candidato que los secesionistas elijan como presidente efectivo. Quieren un aspirante que esté libre de causas penales y que acepte, llegado el caso, apartarse para que Puigdemont sea reelegido. JxCat y ERC no consiguen ponerse de acuerdo y de ahí la apuesta por Sànchez, que les sirve para ganar tiempo.

Han sonado tantos nombres, como diputados tiene JxCat, que es a quien corresponde elegir: Marta Madrenas, Marc Solsona, Quim Torra, Elsa Artadi, Laura Borràs, Francesc de Dalmases o Ferran Mascarell.

Llarena cita el lunes 16 de abril a Junqueras, Sànchez y Cuixart

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que investiga los hechos relacionados con el denominado 'procés', ha citado para el próximo lunes 16 de abril, a las 10.00 horas, al candidato a presidir la Generalitat, Jordi Sànchez, al exvicepresidente Oriol Junqueras, y al presidente de Òmniun Cultural, Jordi Cuixart, para comunicarles el procesamiento por el delito de rebelión.

En una providencia, el magistrado del alto tribunal también ha citado para los dos días siguientes a otros seis procesados que se encuentran en prisión provisional para recibirles declaración indagatoria, conforme a lo que acordó en el auto de procesamiento del pasado 23 de marzo.

El juez Llarena comenzará a informar de qué se les acusa con el expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y candidato a ser presidente de la Generalitat Jordi Sànchez; con el líder de la asociación catalana Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ambos procesados por rebelión; y con el que fuera vicepresidente de la misma Oriol Junqueras, al que se le imputa el mismo delito y otro de malversación de caudales públicos.

Para ese mismo día y a la misma hora, la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha citado al exjefe de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero; a su intendente Teresa Laplana; al exdirector de los Mossos Pere Soler; y al ex secretario general de Interior de la Generalitat César Puig, para comunicarles también sus procesamientos por los delitos de sedición y de organización criminal. Este último no es imputable a Laplana, si bien al mayor de la policía autonómica se le atribuyen dos de sedición.

El magistrado del Tribunal Supremo cita para el martes, día 17 de abril, también a las 10.00 horas, a los exconsejeros Joaquim Forn (Interior), Josep Rull (Territorio y Sostenibilidad) y Raül Romeva (Exteriores), los tres procesados por rebelión y malversación. Un día después será el turno de Jordi Turull (Presidencia), Dolors Bassa (Trabajo), acusados por los mismos delitos; y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, a la que sólo se le atribuye rebelión.

Fotos

Vídeos