Juzgan al exalcalde de Mislata por las contrataciones de un festival

Corredera, en una rueda de prensa. / lp

El autor del informe contra la gestión del edil admite en el juicio que carecía de toda la documentación y que cometió errores

A. G. R. VALENCIA.

Manuel Corredera, exalcalde de Mislata del Partido Popular, se sentó ayer en el banquillo de Penal 8 de Valencia. Una auditoría encargada en su día por el PSPV reveló determinadas irregularidades durante su gestión. Pese a que el Tribunal de Cuentas no apreció responsabilidad contable, la Fiscalía sí vio suficientes indicios como para dirigir la acusación contra el edil y la que fuera jefa de servicio de Cultura. El acusado, que contestó a las preguntas de todas las acusaciones, defendió su gestión. Explicó al juez que todo lo que se ordenó pagar fue autorizado por los técnicos y que se había comprobado que los trabajos estaban efectuados.

Los hechos se remontan al periodo 2007-2011. Los procesados presuntamente eludieron la ley a través de diferentes métodos, según la fiscalía. En ocasiones, recurrían siempre al mismo proveedor para contratar suministros y servicios para el Consistorio. En unos supuestos no les importaba saltarse el máximo permitido en la ley para la contratación menor, mientras en otros fraccionaban el objeto del contrato para no rebasar el límite legal. Además, también recurrían a varios contratos sucesivos «a sabiendas» de que de esta forma se sorteaban los procedimientos, siempre según la tesis del ministerio público.

La primera sesión del juicio, que comenzó ayer, debilitó de manera notable los indicios contra el exalcalde, según fuentes judiciales. El principal informe incriminatorio acumula errores. El propio autor del dosier reconoció que no le facilitaron toda la documentación para su trabajo y admitió que de haber conocido esos datos, su dictamen sería distinto. De igual modo, reconoció un error por su parte en dos contratos que señaló como irregulares cuando la normativa prevé que los de obra pueden llegar hasta los 50.000 euros.

Entre las actuaciones investigadas, se encuentra el festival Mislata Música en Directo (MIMED) y los pagos de la feria de las asociaciones. De igual modo, se ponen bajo sospecha obras en centros escolares y el acondicionamiento de un campo de fútbol. Otro importante desembolso se produjo con el pago de servicios de internet a la empresa Cableuropa. Se fraccionaron facturas por un importe total de 130.000 euros.

Respecto a las obras en colegios, la defensa de Corredera apunta que se realizaron tres expedientes distintos porque las actuaciones, que comenzaron en verano, debían estar listas para septiembre o en caso contrario los menores se quedarían sin asistir a clase.

El letrado del exedil sostiene en su escrito que todas estas cuestiones no pueden rebasar el ámbito administrativo, es decir, se deberían recurrir por lo Contencioso, pero no existe suficiente entidad para abrir un procedimiento penal.

El fiscal pide diez años de inhabilitación por estos hechos. El juzgado ha señalado otras dos sesiones para completar el juicio. En la próxima está previsto que declare el actual alcalde del municipio, Carlos Fernández Bielsa.

Fotos

Vídeos