Julià Álvaro: Oltra prescinde de un aliado

Julià Álvaro. /LP
Julià Álvaro. / LP

Este barcelonés, portavoz de Compromís, ha sido cesado por sus enfrentamientos con Elena Cebrián

D. Burguera
D. BURGUERAValencia

Juliá Álvaro, barcelonés de 55 años, periodista, se incorporó a Canal 9 en la fundación de la antigua televisión y entre 1996 y 2002 fue miembro del Comité de Redacción del ente. Es, por ahora, uno de los portavoces de Compromís por ser uno de los líderes más destacados de Els Verds, uno de los tres partidos que forman parte de la coalición. Muy reivindicativo entonces y también ahora, su relación con Elena Cebrián se ha ido retorciendo. A pesar de su destacada posición en su formación, y de que los verdes siempre acudían de la mano de Iniciativa (el partido de Mónica Oltra) a las negociaciones con el Bloc, el partido mayoritario en la coalición, Álvaro ha caído. El deseo de Els Verds de no perder cuota de protagonismo en la conselleria ha chocado con la intención de la consellera de modular el tono en algunos aspectos. El principal motivo de fricción, desde el primer momento, es la Ley de Envases, una normativa preparada sin el consenso del sector valenciano de la distribución, un poderoso ámbito empresarial que ha elevado su voz hasta las más altas instancias de la Generalitat para dejar constancia de sus reservas por el texto legal que preparaba la conselleria.

Más información

Igualmente, Cebrián ha intentado preservar su independencia respecto al entorno ecologista. La consellera prescindió de personas del entorno de Els Verds en su gabinete, destituyó al director de Vaersa y a principios de mes parecía un hecho que cesaría a dos directores generales muy próximos a Álvaro. Sin embargo, las destituciones quedaron en suspenso, a pesar de estar "bendecidas desde arriba", según fuentes de la conselleria, en referencia a Ximo Puig y Mónica Oltra, presidente y vicepresidente de la Generalitat. El exsecretario autonómico dio un puñetazo sobre la mesa en una Ejecutiva de Compromís, donde advirtió de que las decisiones irreversibles tendrían consecuencias irreversibles. Esa posición supuestamente beligerante de Els Verds tendrá ahora el momento de demostrarse como cierta o de desvelarse si era un farol. Su rostro político más conocido, el de Julià Álvaro, ha sido fulminado.

Fotos

Vídeos