Víctor Campos: «El dinero que le daba a la gerente en sobres era de militantes del PP»

Víctor Campos, durante una comparecencia. /Damián Torres
Víctor Campos, durante una comparecencia. / Damián Torres

El exvicepresidente de la Generalitat Valenciana declara como testigo por la financiación ilegal del partido

ALBERTO RALLO VALENCIA

Víctor Campos, exvicepresidente de la Generalitat Valenciana, fue acusado por Ricardo Costa de manejar sobres con dinero de empresarios para el pago de actos electorales del Partido Popular en las campaña de 2006 y 2007. Hoy, en la reanudación del juicio a la rama valenciana de la trama Gürtel, ha tenido la oportunidad de rechazar esas acusaciones -como hará mañana el presidente Camps-. Lo otro, confirmar el fraude de las elecciones, hubiera sido una monumental sorpresa. Pero no, su testimonio, por videoconferencia, no ha alterado de momento el guión previsto. Su comparecencia ha empezado pasadas las once de la mañana, con un considerable retraso. El interrogatorio ha comenzado por parte del PSPV.

El cargo popular dejó la política en 2007. En el PP era secretario en la provincia de Castellón. Pero ha dicho que no recuerda cuál tenía en el PP de la Comunitat. "No me acuerdo porque no participaba de manera activa". "No participé en ningún presupuesto. Imagino que los haría el partido". Ha justificado su desatención en estos cometidos en que unos meses antes ya habí a anunciado que dejaba la política para dedicarse a la empresa privada. También ha admitido la relación con Cristina Ibañez, gerente del PP. "Alguna vez le trasladé dinero que me habían hecho llegar afiliados al partido. Sé que ella llevaba la cuenta de las donaciones. El dinero era de responsables del partido. Nunca le di importancia", ha explicado al juez.

Campos se ha definido como amigo de Ricardo Costa. "Siempre hemos tenido mucha relación personal", ha añadido. Respecto a las deudas que arrastraba la Generalitat con la empresa Orange Market, las organizadora de los actos del PP, ha dicho que sabía que se debía dinero, "pero yo no he dado ninguna indicación de cómo hacerlo", en referencia a cómo saldar la deuda. El expresidente fue preguntado por la reunión de Bárcenas con Costa en Madrid donde se traslada el método ilegal que supuestamente se había diseñado desde Valencia. "Me parece inverosimil esa reunión", ha indicado. A continuación, ha negado que, en algún momento, se reuniera en Valencia con Luis Bárcenas, tal y como aseguró en su día Ricardo Costa.

El interrogatorio de la Fiscalía

El interrogatorio de la Fiscalía ha sido bastante breve. Le han preguntado acerca de diferente documentación de la empresa Orange Market en la que se recogía la deuda que mantenía con el partido. "No sé a qué se refiere deuda VC", ha dicho. El testimonio de Campos también ha servido para apuntalar la estrategia de defensa del exconseller Vicente Rambla, otro de los acusados que se enfrenta a siete años de prisión. En primer lugar, ha negado que el cargo popular tuviera poder de decisión en el partido. "Lo recuerdo como miembro del gobierno, sin responsabilidad especial en el partido". "Era el partido el que podía autorizar pagos", ha aclarado en dos ocasiones. A continuación, ha desmentido las acusaciones de Ricardo Costa de hace unas semanas. "Es falso que le dijera a Costa que Rambla se iba a encargar de traer dinero al PP cuando yo me fuera". De igual modo, rechazó la veracidad de la otra gran incriminación de Costa. "Es falso también lo de las facturas a empresarios para ocultar pagos".

La declaración de Antonio Clemente

Antonio Clemente, exsecretario del PP y actualmente senador, ha sido el segundo testigo de la jornada en la Audiencia Nacional. En 2007 y 2008 , era diputado en Les Corts aparte de tener una farmacia en Valencia. En noviembre de 2009, le nombraron secretario general de la formación popular. La Fiscalía le ha recordado el informe que envió al Tribunal Superior de Justicia (TSJCV) en el que recogía que la labor de tesorería del PP la desempeñaba Ricardo Costa. "Para contestar eso, me asesoré de personas que estaban en el partido. En conreto, de la gerente Cristina Ibáñez". Al parecer, no tuvo más aportaciones que las de Ibáñez, según ha indicado. De igual modo, ha defendido la tesis de Rambla y también la de David Serra de que no tenían poder de decisión en el organigrama del partido.

Fotos

Vídeos