La jueza de Valmor acepta investigar los contratos de Circuito Motor

El expiloto Jorge Martínez 'Aspar', investigado en la causa. / Jesús Signes
El expiloto Jorge Martínez 'Aspar', investigado en la causa. / Jesús Signes

La instructora abre otra pieza para analizar las adjudicaciones del Gobierno valenciano, que conectan con el caso Imelsa

A. Rallo
A. RALLOValencia

La titular del juzgado de Instrucción número 2 de Valencia, que ya investiga la organización de la F-1 y la posterior compra de Valmor por parte de la Generalitat valenciana, ha asumido finalmente las pesquisas relacionadas con el supuesto amaño de contratos de la Generalitat valenciana. Esta causa se encontraba frenada desde el pasado mes de octubre.

Anticorrupción pidió dividir las actuaciones en tres piezas para agilizar una ya de por sí dilatada instrucción. La primera englobaría cómo Valmor asume la organización de la F-1 -sin concurso previo- en lo que la fiscalía entiende que es un trato de favor a uno de los socios de la mercantil, Jorge Martínez 'Aspar'. La otra, la sospechosa compra de la empresa por un euro y con la asunción de toda la deuda, algo más de 20 millones de euros.

Benavent podría ser uno de los testigos de Anticorrupción para desvelar el papel de Rus

Sin embargo, la titular rechazó quedarse con el tercer asunto. Resolvió que no tenía relación con los otros dos casos. Así, las nuevas pesquisas, que suponían conectar el caso Valmor con la macrocausa de Imelsa quedaban en el aire. El nexo era -y es- la presencia de una empresa del exgerente de Imelsa, Marcos Benavent, que pudo beneficiarse de determinadas adjudicaciones para la celebración de las carreras de la F-1.

La instructora envió esta pieza al decanato para que, según las órdenes de reparto, fuera a parar a otro juzgado de Valencia. Y así ocurrió. Llegó a Instrucción 15, que no tardó en devolver el expediente amparado en el argumento de que, en realidad, la investigación sobre este particular ya la había iniciado el juzgado anterior. De hecho, parte de esa información ya aparecía en la querella que presentó en su día la Fiscalía Anticorrupción. Ahora, la jueza ha decidido aceptarla. La otra opción era elevar la disputa legal a la Audiencia y que esta resolviera acerca de quién debía instruir.

La fiscalía llamó la atención acerca del extraño papel que ejercía Valmor en las contrataciones de Circuito Motor. La empresa pública aleccionaba a la Generalitat para que los contratos se adjudicaran en una única dirección. Una de las investigaciones hacía referencia a la contratación de las pantallas del Gran Premio, pero también los sistemas de acceso y comunicación digital al recinto están bajo sospecha.

La causa llevaba parada desde octubre, cuando la titular resolvió que el caso fuera a otro juzgado

En esta pieza cobra un papel relevante Desamparados del Valle, técnico de la Administración. El cruce de correos resulta especialmente significativo porque traslada la hipótesis de que los expedientes se elaboraban una vez decidida la adjudicación. Anticorrupción solicitará diligencias, tal y como ha hecho en las otras dos piezas, que permitirán conocer hacia quien se dirige la acusación. Al margen de los informes que la Udef pueda elaborar sobre las graves irregularidades detectadas, se prevé la declaración del exgerente de Imelsa, Marcos Benavent. Tras regresar a España, el arrepentido afirmó que colaboraría en cualquier causa relacionada con la corrupción. El papel de Alfonso Rus en esta supuesta trama también pudo ser clave.

Prórroga del secreto

No es la única novedad relacionada con los asuntos judiciales de la F-1. Instrucción 18 mantiene otra causa por el supuesto amaño del diseño del circuito. La titular ha prorrogado el secreto sobre las actuaciones. La medida excepcional hace que sólo el fiscal y la jueza conozcan los detalles de la investigación. Francisco Camps y el exconseller de Infrestructuras, Mario Flores figuran como investigados.

Fotos

Vídeos