La juez del 'caso máster' investiga también el grado universitario de Pablo Casado

Abre una pieza separada para aclarar la obtención del mismo título que Cifuentes y el dirigente popular muestra su «total disposición» a aclararlo

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

Pablo Casado tiene un problema llamado máster. Pese a las explicaciones dadas en su día por el vicesecretario de Comunicación del PP sobre el título en Derecho Autonómico y Local obtenido en la Universidad Rey Juan Carlos, un juzgado de Madrid ha puesto sus ojos sobre la consecución del grado universitario del diputado nacional de 37 años, uno de los nombres que suenan con más fuerza como candidato a la alcaldía del Ayuntamiento de Madrid.

Se trata del mismo juzgado que instruye el llamado 'caso máster' de Cristina Cifuentes, expresidenta de la Comunidad de Madrid, el que ha requerido información a la universidad pública sobre el título aprobado por Casado en el curso 2008-2009, según señalaron ayer fuentes del Tribunal Superior de Justicia.

La magistrada Carmen Rodríguez-Medel, titular del Juzgado de Instrucción número 51, ha abierto una pieza separada para aclarar cómo obtuvo el máster el parlamentario ante las sospechas de que pudieran existir similitudes con el de Cifuentes.

La nueva cúpula del PP de Madrid se elige la próxima semana

La dirección nacional del PP aprobó ayer por unanimidad que Pío García-Escudero y Juan Carlos Vera asuman la presidencia y la secretaría general del PP madrileño, respectivamente. En sus discursos ante la plana mayor de los populares, tanto Mariano Rajoy como María Dolores de Cospedal pusieron en valor su valentía por tomar las riendas del partido tras la salida de Cristina Cifuentes. Según confirmó el coordinador general, Fernando Martínes-Maillo, la próxima semana se reunirá el Comité Ejecutivo Regional para conformar una dirección con la que el partido «salga fortalecido para las nuevas elecciones».

Este movimiento de la juez podría provocar la próxima declaración de Casado en el juzgado como testigo y con obligación de decir verdad. No podría ser en ningún caso como investigado , ya que su condición de aforado nacional obligaría a la magistrada a inhibirse en el momento en que apreciara indicios delictivos y remitir la pieza separada al Tribunal Supremo.

El pasado 10 de abril, Casado presentó la documentación sobre el máster que hizo en 2008 en esta universidad, del que, según explicó, pudo convalidar dos tercios de los créditos -18 de las 22 asignaturas- e hizo como requisito para acceder al doctorado. Dijo que no tuvo que asistir a clase y que los créditos que le faltaban los logró mediante cuatro trabajos -uno de ellos similar a lo que sería un trabajo de fin de máster-, pero recalcó que fue el director de este programa, Enrique Álvarez Conde, investigado también en el 'caso máster' de Cifuentes, quien le explicó cómo debía organizar sus estudios y le confirmó que podía hacerlo así.

Álvarez Conde tendrá que declarar ante la magistrada el 25 de junio en calidad de investigado, un día antes de que lo haga Cifuentes por los delitos de falsedad documental y cohecho.

Tras conocerse la apertura de la investigación, Casado mostró ayer su «absoluta tranquilidad» y su «total disposición» para aclarar ante «cualquier instancia» todo lo relativo a su máster. «Lo importante es que todo se aclare cuanto antes», aseveró.

Futuro político

El dirigente popular contó además con el respaldo del PP. «No es que tenga la confianza, tiene todo el apoyo de la dirección del partido», remarcó ayer el coordinador general Fernando Martínez Maíllo, que desligó su caso del de Cifuentes y precisó que no se está investigando a Casado, quien dio «abultadas explicaciones», sino sobre lo qué ha pasado en la institución académica.

Una afirmación, sin embargo, que se contradice con la nota publicada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en la que se asegura de forma textual que la juez ha pedido información sobre su grado superior de 2008/2009.

Martínez-Maillo transmite el apoyo de la dirección del PP y en Madrid creen que «no complica» su elección

Y es que estas pesquisas llegan en un momento clave en el futuro del político palentino, del que Fernández Maíllo aseguró que podría jugar «un gran papel» en la nueva dirección del PP de Madrid, renovada tras la marcha de Cifuentes. Incluso el portavoz popular en el consistorio capitalino, José Luis Martínez-Almeida, consideró que la investigación «no complica» su elección, ya que estamos en «una fase muy preliminar» y, en cualquier caso, éste ya presentó en su momento la documentación correspondiente.

En la causa central del caso, la juez citó ayer a declarar como investigada el 25 de junio por un delito de falsificación de documento público a María Teresa Feito, asesora del Gobierno madrileño, tras tener conocimiento de supuestas presiones de ésta a una de las docentes del trabajo fin de máster, la secretaria del tribunal examinador Cecilia Rosado. El pasado sábado la encausada dejó la Consejería de Educación por motivos personales.

Fotos

Vídeos