El juez del Supremo ordena la detención de Anna Gabriel

Llarena desoye a la Fiscalía y solo reclama el arresto nacional por sustracción de la Justicia de la exdirigente de la CUP, huida en Suiza

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, instructor de la causa del 'procés' ilegal en Cataluña, ha ordenado la detención y puesta a disposición del Alto Tribunal de Anna Gabriel, exdirigente de la CUP e investigada en el procedimiento penal, por sustraerse a la acción de la Justicia al no acudir a declarar esta mañana.

El magistrado entiende que Gabriel no ha alegado una causa legítima que justificara su incomparecencia y, en virtud del artículo 487 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim), considera que este tipo de ausencias sin motivo pueden convertirse en orden de detención.

Más información

La novedad es que Llarena solo decreta orden nacional de detención de momento. Ello pese a que la Fiscalía del Supremo ha solicitado auto de prisión y orden internacional de arresto en virtud del procedimiento de extradición. El magistrado deja así a Gabriel en la misma situación que el expresidente Carles Puigdemont, a quien se le retiró la euroorden remitida a Bélgica ante el temor de que fuera entregado sin los delitos por los que se le investiga: rebelión, sedición y malversación de caudales públicos.

Persecución

La exdiputada de la CUP Anna Gabriel ha asegurado en una entrevista en TV3 este miércoles que, si España pidiera su extradición para comparecer ante el Tribunal Supremo, se pondría en evidencia que al independentismo se le "persigue por una situación política" y ha denunciado la "falta de imparcialidad" de la justicia española. Ha relativizado al apuntar que "no es una lucha personal sino colectiva", por lo que "hay que seguir reivindicando que todos los presos, exiliados e imputados independentistas queden en libertad", ha apuntado.

Suiza, sin euroorden

Anna Gabriel, quien estaba citada como investigada para esta mañana a las 9:30 en el Supremo, no ha acudido al tribunal, tal y como había anunciado que sucedería, y la secretaria judicial ha levantado acta de su incomparecencia tras esperar media hora.

La Abogacía del Estado se ha adherido a la petición del Ministerio Público mientras que la acusación popular de VOX también ha pedido esta medida al juez Llarena, que finalmente ha dejado el auto en orden nacional de detención.

Una de las razones es que Suiza no es Estado miembro de la Unión Europea y, por lo tanto, no rige la citada herramienta de la euroorden, por lo que un proceso de extradición dilataría la investigación del ‘procés’, entre otras circunstancias.

El escrito de la defensa de Anna Gabriel exponía que cree que en la causa abierta en el Supremo por el proceso político hacia la independencia de Cataluña "no tiene derecho a un juicio justo".

Fotos

Vídeos