La juez investiga si las ingenierías de la F-1 pagaron el viaje del conseller a Dubai

Uno de los automóviles de Ferrari, en la parrilla. / Jesús Signes
Uno de los automóviles de Ferrari, en la parrilla. / Jesús Signes

Mario Flores realizó dos desplazamientos en marzo y abril de 2008 sobre los que la fiscalía ya pidió documentación

A. Rallo
A. RALLOValencia

La última causa relacionada con la F-1 sigue bajo secreto en el juzgado de Instrucción número 17 de Valencia. Una de las cuestiones que se analiza en estas diligencias es si el conseller Mario Flores viajó a Dubai a cargo de las dos ingenierías que resultaron adjudicatarias del proyecto del diseño del trazado valenciano. Las pesquisas parece que se encuentran encaminadas en esa dirección. De hecho, el fiscal en su primera petición de información a la conselleria, cuando la causa se encontraba todavía en fase prejudicial, trataba de indagar en los viajes que realizó el exconseller de Infraestructuras y Transportes Mario Flores a Dubai y Bahrein del 30 de marzo y 2 de abril de 2008.

Estos desplazamientos se produjeron meses después de que las dos empresas investigadas, que se presentaron junto a la mano derecha de Ecclestone en la construcción de circuitos, Herman Tilke, resultaran adjudicatarias de la actuación, un contrato de algo más de dos millones de euros.

Una de las vías de investigación sería aclarar cómo se sufragó el viaje que tanto Flores como su segundo en la conselleria, el secretario autonómico, realizaron a los dos países. En caso de que lo hubieran abonado las dos mercantiles, podría tratarse de un cohecho. También se trata de averiguar cuál fue la función concreta de los dos responsables en esas expediciones. Anticorrupción, gracias a los indicios aportados por la investigación de la Guardia Civil de Valencia, podría acreditar que las dos empresas beneficiadas comenzaron a trabajar mucho antes de que se resolviera el concurso. Sostienen, por tanto, que el concurso estaba amañado. Existiría documentación en la causa que avalaría esta tesis.

Flores ha sido de los pocos investigados que decidió declarar ante la instructora del asunto y el fiscal Anticorrupción. Lo hizo durante varias horas, aunque se ignora el contenido de su testimonio y si rechazó o reconoció algunas de las irregularidades que se investigan. Sin duda, el grueso de la investigación hace referencia a las contrataciones para la construcción del circuito. Los viajes serían un asunto menor.

Esta causa ha vuelto a salpicar al expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps. También él declaró como investigado hace unas semanas por espacio de varias horas. Negó cualquier irregularidad en la gestión de la F-1, tal y como ha sostenido hasta la fecha en la otra causa abierta por la organización del Gran Premio y en la que sigue investigado. La juez ya le ha citado a declarar para el próximo mes de mayo.

Fotos

Vídeos