Un juez anula el presupuesto y la plantilla de Villalonga por falta de negociación

R. ESCRIHUELA

villalonga. Nuevo varapalo judicial para el Ayuntamiento de Villalonga en apenas una semana. El magistrado del juzgado de lo contencioso administrativo número 5 de Valencia ha anulado el presupuesto municipal y la relación de puestos de trabajo del Consistorio del 2016 porque la aprobación de las cuentas públicas se realizó «sin haber sido convocada la mesa general negociadora».

De este modo, el juez estima el recurso interpuesto por la Federación de Servicios Públicos de la UGT contra el acuerdo plenario del 29 de noviembre de 2016. La justicia condena en costas al Ayuntamiento, aunque contra esta sentencia cabe recurso de apelación. Según el fallo, el sindicato solicitó en su demanda que se declarara la nulidad de la resolución plenaria ya que se procedió «a crear y amortizar puestos de trabajo y a modificar retribuciones de las plazas ocupadas por los tres funcionarios administrativos, sin convocatoria previa de la mesa general de negociación».

La Federación de Servicios Públicos del sindicato ha enviado un comunicado donde explica que con anterioridad a la celebración del pleno, en el mes de septiembre, desde UGT advirtieron al alcalde, Enric Llorca, y al gobierno que debía negociar la plantilla con «los sindicatos como obliga la ley».La federación alega que el ejecutivo hizo caso omiso y siguió con el proceso. Desde UGT explicaron a la oposición que los presupuestos «no se ajustaban a la legalidad, porque ni cuadraban sus cuentas ni se había negociado». En la sesión plenaria, el presupuesto y la plantilla se aprobó con el voto de calidad del alcalde, y la abstención del PP, mientras que Compromís y las dos ediles no adscritas votaron en contra.

Ahora, la justicia ha dado la razón al sindicato anulando la resolución. UGT ha pedido la dimisión del primer edil y que «pague de su bolsillo los gastos».

Fotos

Vídeos