Jaramillo quiso destituir a la que será nueva concejal

J. M./I. D. VALENCIA.

Jordi Peris arremetió en su despedida contra «las luchas internas de poder» en ValC , unas declaraciones que sorprendieron al concejal de la plataforma municipal Roberto Jaramillo. «Me dan pena esas palabras. Nos pusimos de su lado cuando recibió críticas. Le promocioné en los círculos -de Podemos- para poder incluirle en las primarias de ValC. Ahora es difícil ponerse en su cabeza», dijo ayer el también diputado provincial.

Jaramillo fue precisamente foco de atención en agosto del año pasado cuando quiso destituir a dos asesoras suyas, una en Diputación y otra en el Consistorio, al no estar «cómodo» con ellas. Curiosamente, esta última era Neus Fábregas, activista procedente de Guanyem, que entrará como edil tras la salida de Peris.

La decisión de Jaramillo fue frenada, tras hacerse pública, por el plenario de ValC que incluso censuró la actitud del edil de Podemos. Las dos asesoras tuvieron que coger una baja médica por ansiedad a raíz de este hecho, aunque Fábregas mantuvo actividad política y se desplazó a Latinoamérica a impartir charlas.

Fotos

Vídeos