Isabel Bonig: «A Puig le faltan ambición y gestión y le sobra mucho sectarismo»

Isabel Bonig, en Les Corts. /Damián Torres
Isabel Bonig, en Les Corts. / Damián Torres

La presidenta del PPCV lamenta que como balance de 2017 la Generalitat tenga un presidente «en funciones»

EFE VALENCIA.

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, lamentó ayer que como balance de 2017 la Generalitat tenga un presidente, Ximo Puig, «en funciones», así como un Consell al que le faltan gestión y ambición para poder gobernar «los designios de una gran comunidad» como la valenciana «y le sobra mucho sectarismo».

Bonig indicó que tanto el Consell como Puig se han dedicado en estos dos años y medio de legislatura a «enfrentar a los valencianos, los valencianos del norte y del sur, los de interior y los de costa, los que hablan en valenciano pero también a los valencianos que se sienten valencianos hablando castellano».

En un comunicado, la portavoz de los populares en Les Corts criticó que Puig «haya hecho de la imposición su seña de identidad» y censuró las «imposiciones» en la libertad horaria «que le ha enfrentado con el sector»; en la actividad y en el modelo económico; de un modelo de gestión y «el ataque» a la iniciativa privada. A su juicio, el presidente no ha tenido en cuenta «los buenos resultados y lo necesaria que resulta la colaboración publico-privada», además de otras «imposiciones» como a los padres a la hora de elegir la educación que quieren para sus hijos o «de la lengua en la quieren expresarse», cuando «nunca la lengua había sido un instrumento de enfrentamiento» en la Comunitat. Ante esta situación, Bonig apeló al sentido de la responsabilidad para que el resident «deje de hablar del Gobierno del Titanic, de sus problemas, y empiece a gestionar los problemas de los valencianos».

Fotos

Vídeos