Intervención avisó contra el fraccionamiento de contratos dos veces a Fuset

El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, en el hemiciclo. / damian torres
El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, en el hemiciclo. / damian torres

El servicio municipal observó el riesgo de los encargos menores y entendió la conveniencia de agruparlos en una misma adjudicación

PACO MORENO

El concejal de Cultura Festiva de Valencia, Pere Fuset, recibió hasta en dos ocasiones advertencias de la Intervención General del Ayuntamiento de que la suma de varios contratos menores en Expojove suponía un riesgo de que se consideraran como fraccionamiento, por lo que recomendaba tramitar un expediente comprensivo por la totalidad del servicio y evitar así la posible ilegalidad.

La solicitud fue desestimada en ambas ocasiones, lo que motivó entre otros casos que suman 218.061 euros en pagos una denuncia del asesor del grupo popular Luis Salom el pasado 12 de febrero. De momento, el juzgado número 2 ha abierto diligencias y califica al edil de Compromís como investigado, antes imputado, una categoría que él niega por completo al insistir en que sólo existe una denuncia.

La primera advertencia de la Intervención General se conoció el 23 de diciembre de 2016, cuando la junta de gobierno aprobó una serie de contratos menores para la edición de Expojove de aquel año. El servicio municipal habló entonces de que se emitía un informe de conformidad con una «observación complementaria relativa a la contratación con Mathena Produccions S.L. por un importe de 6.630 euros, que agregado al importe de la contratación que se propone con el mismo proveedor en otro expediente de 15.137 euros, y la que se propone con Regesmit por importe de 21.200 euros, supera la suma el límite del contrato menor de servicios (18.000 euros más IVA) y constituyen una unidad funcional, en virtud del principio general del objeto completo no fraccionable de la Ley de Contratos del Sector Público, entendiendo esta Intervención General que la contratación del servicio de personal para Expojove 2017 que se propone podría constituir un fraccionamiento», según se cita en el documento.

La concejalía aludió al criterio de otro servicio para defender la separación de encargos

Un argumento similar se produce un año después, cuando llega la hora del siguiente certamen. En este caso se habla también de un informe de conformidad con «una observación complementaria relativa a la contratación con Mathena Producciones S.L. de monitores por un importe de 21.659 euros, que agregado al importe de la contratación con Enmovyment, Coop. Val de un director, por la cifra de 5.852 euros, supera la suma el límite de contrato menor de servicios, y considerando la unidad funcional u operativa existente en el objeto de estos contratos menores, considera esta Intervención General que podría apreciarse la existencia de fraccionamiento en los mismos», por lo que ve la conveniencia de tramitar un expediente de contratación comprensivo de la totalidad de las prestaciones del servicio.

Las dos observaciones de Intervención General son contestadas con argumentos de la Junta Consultiva de Contratación Administrativa, otro órgano municipal. El expediente de la delegación de Cultura Festiva señala que «considera que con carácter general le corresponde al órgano de contratación decidir si para dar satisfacción a diversas necesidades tramita uno o diversos expedientes de contratación».

El apunte continúa diciendo que la finalidad de la norma para evitar el fraude legal del fraccionamiento de contratos no es «obligar a agrupar en un solo contrato prestaciones diferentes por el simple hecho de que compartan la misma naturaleza y puedan ejecutarse de forma conjunta; si son independientes entre sí es perfectamente posible no sólo contratarlas por separado sino también su explotación en forma también independiente». En el caso de la última edición de Expojove y la observación de Intervención, consideran que se evita esta circunstancia porque «el contrato de Mathena Producciones S.L. es de monitores que realizan sus actividades por todo Expojove, mientras que el contrato con Enmovyment, Coop. Val. tiene por objeto la dirección del pabellón de Cultura Festiva. Se trata de prestaciones independientes», aseguran.

El juzgado de instrucción número 2 ha citado como testigo-perito al Interventor General del Ayuntamiento el próximo 29 de mayo, mientras que ha pedido a la Brigada de Delitos Económicos de la Policía Nacional que investigue «los posibles vínculos, personales, económicos, etc. entre las empresas reseñadas y el investigado y su formación política», en referencia al concejal Fuset y Compromís.

Frente a esto, desde el gobierno municipal entiende que los hechos a los que se refiere el juzgado son «fruto de la denuncia del asesor del Partido Popular Luis Salom. Por lo tanto, cuando se alude a la condición de inculpado de Pere Fuset se refiere a la inculpación que atribuye el denunciante». A juicio de las mismas fuentes «el grupo popular utiliza la estrategia de la confusión para que se interprete la existencia de una imputación que no existe».

Los contratos menores protagonizaron ayer una nueva denuncia en el Consistorio, en este caso por parte del grupo Ciudadanos. El portavoz de dicha formación, Fernando Giner, alertó de que el gobierno municipal gastó 450.000 euros en contratos a dedo entre el 1 y el 8 de marzo por importes que serían ilegales si se hubieran firmado a partir del 9 de marzo. De los 19 encargos, tres corresponden a delegaciones gestionadas por Pere Fuset. «Compromís, PSPV y Podemos están haciendo las cosas mal al precipitar la contratación a dedo», aseguró el concejal.

Más

Fotos

Vídeos