El PP inicia una ofensiva contra los presupuestos de la Diputación

El presidente de la Diputación de Valencia, antes de un pleno. / damián torres
El presidente de la Diputación de Valencia, antes de un pleno. / damián torres

Los populares comienzan a reunirse con alcaldes, portavoces locales y entidades civiles para trasladar a las cuentas las principales demandas de los municipios

A. CERVELLERA VALENCIA.

Mientras el Gobierno cuatripartito de la Diputación de Valencia encabezado por los socialistas trabaja en los presupuestos para el próximo ejercicio, el PP, como principal partido de la oposición, también ha comenzado a mover ficha. Los populares iniciarán en los próximos días una ofensiva en forma de campaña que tiene como objetivo trasladar, a base de enmiendas, las principales demandas de los municipios valencianos a las cuentas de 2018 .

Fuentes del partido en la corporación provincial confirmaron que esta iniciativa, que nunca se había llevado a cabo en el PP, comenzará la próxima semana. Bajo el lema 'Presupuestos abiertos', miembros de la formación en la Diputación se reunirán con alcaldes de los municipios gobernados por los populares, así como con portavoces locales, para poder canalizar las principales peticiones de cada una de las localidades de Valencia. Además de estos encuentros, los responsables provinciales se citarán también con entidades de la sociedad civil, para poder canalizar las demandas de colectivos empresariales, rurales y culturales.

Mari Carmen Contelles, portavoz popular en la Diputación, ya ha remitido a los representantes de las localidades una carta en la que pide su colaboración con el proyecto. Contelles considera que es necesario escuchar a la población «frente al sectarismo y la imposición que realiza el cuatripartito de la Diputación» y por ello solicita que se impliquen en la medida de las posibilidades. Una vez finalizada esta primera fase se procederá al análisis de la viabilidad de las propuestas, proyectos y programas recogidos para posteriormente transformar las ideas en enmiendas al presupuesto de la Diputación.

Desde el PP apuntan a que es necesario este examen ya que cabe la posibilidad de que algunas de las demandas remitidas ya formen parte de las cuentas del cuatripartito. Las alegaciones se adaptarán en mociones municipales para presentar en los plenos de la corporaciones locales y mancomunidades afectadas.

Una vez finalizado este proyecto, todavía quedará pendiente la parte más difícil: negociar con el resto de partidos para que las enmiendas salgan adelante. Se trata de un punto especialmente complicado ya que será necesario el apoyo del PSPV o Compromís para aprobar las modificaciones. Sólo el apoyo de Ciudadanos será insuficiente.

Fotos

Vídeos