El informe fantasma se le atraganta a Rodríguez

Contelles muestra al presidente de la Diputación el informe fantasma de Divalterra y el posterior del 14 de febrero. / manuel molines
Contelles muestra al presidente de la Diputación el informe fantasma de Divalterra y el posterior del 14 de febrero. / manuel molines

La máxima autoridad de la Diputación evita respaldar en el pleno a su hombre de confianza después de que los populares le acusaran de ocultarles información La portavoz del PP exhibe al presidente provincial el dictamen de Divalterra que su jefe de gabinete dijo que no existía

F. RICÓS VALENCIA.

En los plenos de la Diputación de Valencia los debates más interesantes, los de más enjundia, se suelen dejar para el final. El turno de ruegos y preguntas es el apartado en el que la oposición suele aprovechar para marcar públicamente las distancias con el cuatripartito porque la mayoría de puntos llegan a la sesión plenaria debatidos y votados. Y ayer no fue una excepción. Mari Carmen Contelles, portavoz del PP, le sacó al presidente la existencia del informe fantasma elaborado por el secretario de la empresa pública provincial Divalterra, Jorge Cuerda. Informe fantasma porque el jefe de gabinete del presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, aseguró por escrito al grupo popular que no existía.

Contelles preguntó a Rodríguez si ratificaba la respuesta de su jefe de gabinete respecto a que el único informe por escrito que consta en el expediente sobre los contratos de alta dirección de Divalterra es el fechado el pasado 14 de febrero y no hay otro del 12 de ese mismo mes.

El presidente, con voz pausada, lanzó balones fuera al contestar que lo averiguaría y se lo diría. La respuesta de Contelles dio la sensación de descolocar a Rodríguez. «No hace falta que me diga que me lo averiguará porque quiero enseñarle ese informe que su jefe de gabinete dice que no tiene. Lo tengo aquí. Es un informe de Jorge Cuerda que hace a petición de usted y que, además, firma», indicó la del PP mientras exhibía el informe jurídico cuya existencia había negado el jefe de gabinete del presidente de la Diputación.

Rodríguez cuestiona que el dictamen del 12 de febrero no tenga firma y Contelles dice que la misma que otros

La primera reacción de Rodríguez fue tratar de negar la mayor. «Pero yo no le he visto la firma», dijo. «Tiene la misma firma del señor Cuerda que tiene el que usted presentó al consejo de Divalterra, del día 14. Por lo tanto, sí que existe. Por lo tanto, me gustaría saber por qué nos oculta esta información», respondió Contelles a un sorprendido Rodríguez.

Pero el presidente cambió la estrategia. Ya no negó la existencia de los documentos que exhibió la líder del PP en la Diputación de Valencia. Todo lo contrario, la admitió. «Yo creo que no se le oculta ninguna información. ¡Si usted la tiene! No sé que información se le oculta si acaba de presentar un informe», contestó el responsable de la corporación provincial.

La portavoz popular incidió en que el PP había reclamado ese informe por conducto oficial y le habían negado su existencia. «Usted nos dice ahora que me contestará por escrito y yo le reformulo la pregunta y le digo: el informe lo tengo yo...» empezó a decir Contelles. «Pues ya está», le interrumpió Jorge Rodríguez, que volvió a dudar de si se trataba del dictamen jurídico fantasma o sólamente un borrador, porque no veía firma. «Le digo que averiguaré si eso es un informe o es un borrador. Para mí un informe es lo que va firmado. Y lo que no va firmado para mí no es un informe», le contestó.

Contelles trató de meter baza para destacar que el dictamen fantasma muestra las mismas características físicas que el del 14 de febrero -ese sí que lo considera Rodríguez un informe- y que en su encabezamiento no se indica que sea un borrador, sino un «informe jurídico». Pero el presidente tenía la última palabra y cortó el debate. «Relájese un poquito», le espetó Rodríguez que ya había recobrado el control de la situación. «No voy a entrar en una polémica con usted para que haga su tuit. Averiguaré y ya le diré», indicó. «Lo haré diciendo que está bloqueando a la oposición, que es un derecho fundamental», replicó la popular. Y Rodríguez cerró la confrontación.

La existencia de este informe fantasma compromete a otro, fechado dos días después, el pasado 14 de febrero, que fue el utilizado para dar vía libre a aprobar contratos de alta dirección para la empresa pública de la Diputación de Valencia heredera de la antigua Imelsa.

En este informe jurídico fantasma, también conocido como el número 13 -al PP y a Ciudadanos les entregaron doce y entre ellos no estaba este-, elaborado a petición del presidente de la Diputación, cuestiona los contratos de alta dirección de Divalterra que todavía no se habían aprobado. Las contrataciones bajo esa fórmula recibieron el visto bueno en el consejo de administración del 19 de febrero y se aprobaron los nombramientos de Víctor Jiménez y Lucas Ferrando, que días más tarde optaron por dimitir.

El dictamen del 14 de febrero, elaborado por el mismo autor, Jorge Cuerda, daba plenas garantías a los contratos de alta dirección. Tras las críticas recibidas, el pasado 23 de marzo la nueva Imelsa rectificó y eliminó las cuatro direcciones de área de Divalterra.

Fotos

Vídeos