Iglesias acepta renunciar a la marca de Podemos en algunas listas municipales

Ferreiro (d), alcalde de La Coruña, habla con Colau, alcaldesa de Barcelona. /Cabalar (Efe)
Ferreiro (d), alcalde de La Coruña, habla con Colau, alcaldesa de Barcelona. / Cabalar (Efe)

«Las marcas que han funcionado en algunos ayuntamientos deberían seguir», afirma en referencia a Madrid, Barcelona o Cádiz

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

El empeño de Pablo Iglesias porque Podemos concurra con su marca a las citas electorales del año que viene -europeas, autonómicas y municipales- tiene excepciones. Según señaló este viernes el secretario general de la formación morada, su partido estaría dispuesto a renunciar a que su nombre figure en las papeletas en aquellas ciudades donde gobierna, bautizadas por los podemistas como 'los ayuntamientos del cambio'. Entre éstas, se encuentran Madrid, Barcelona, Cádiz, Zaragoza, Santiago de Compostela o La Coruña.

«Mi opinión es que las marcas que han funcionado en algunos ayuntamientos deberían seguir. Ahora Madrid, Barcelona en Comú, Marea Atlántica y algunas más. Pero en cualquier caso, lo tienen que decidir los inscritos», señaló Iglesias en Antena 3. Precisamente, las bases están convocadas a este respecto la próxima semana. El secretario general lanzó esta consulta después de que sectores como el anticapitalista abogase por cambiar de marca, algo a lo que la dirección nacional no está dispuesta, al menos de modo generalizado.

En cualquier caso, parece muy improbable que Iglesias tenga margen de maniobra para imponer el nombre electoral en ciudadanos como Madrid o Barcelona. Manuela Carmena, quien aún no ha deshojado la margarita sobre si se presentará a la reelección, siempre ha dejado claro que ella no pertenece a Podemos. Por su parte, Ada Colau acaba de formar su propio partido a nivel catalán y en él se ha integrado Podem y no al revés.

Garzón también consulta

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, anunció este viernes que también consultará a sus bases sobre si las siglas de IU deben figurar en las papeletas electorales. Hace meses que Garzón presiona en la coalición para que su formación goce de mayor visibilidad, algo a lo que está obligado para aplacar a la corriente de su partido que recela del acuerdo con los de Iglesias y lo que, opinan, es una pérdida de autonomía. Si las militancias de Podemos e IU, cada una por su lado, abogan por que su nombre sea con el que se concurra a las elecciones, tanto Iglesias como Garzón deberán sentarse a negociar para que ninguna de las dos fuerzas se sienta ninguneada.

Fotos

Vídeos