Sánchez reivindica el derecho de la izquierda a invocar el nombre de España

Cristina Narbona y Pedro Sánchez. / Efe

El secretario general del PSOE marca distancias con el PP y con Podemos en su primer Comité Federal, tras apoyar el artículo 155

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

"Una de las peores herencias del franquismo fue intentar arrebatar a la izquierda el mero derecho a invocar el nombre de España", ha denunciado Pedro Sánchez en el primer Comité Federal celebrado por el PSOE desde su reelección como secretario general. Ahora, él pretende que los socialistas contribuyan a despojar el nombre del país de cualquier connotación negativa desde una perspectiva progresista. "Nuestra España -ha dicho- es radicalmente distinta a la del PP".

Sánchez, que recuperó el liderazgo del PSOE en mayo de este año con un discurso tremendamente beligerante contra los populares y enormemente crítico con la decisión de la gestora que le sucedió de abstenerse en octubre de 2016 para permitir la investidura de Mariano Rajoy- se ha esforzado así en dejar claro que su apoyo al Gobierno en la aplicación del artículo 155 de la Constitución nada tiene que ver con un giro en lo ideológico.

"Hay otra izquierda que se creyó ese relato de que España es patrimonio de la derecha y sigue atrapado en ese laberinto -ha dicho en alusión a Podemos-; pero a esta izquierda jamás le van a arrebatar el derecho de invocar el nombre de nuestro país, el nombre de España". El nuevo lema político del PSOE, lanzado esta misma semana, es no en vano "Ahora, tu país".

Iceta se presenta como el presidente de «todos los catalanes»

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha dicho este sábado que aspira a ser "el presidente de todos" los catalanes tras las elecciones autonómicas del 21 de diciembre y que trabajará para que Cataluña pase "del lío a las soluciones y del radicalismo al sentido común". "Cataluña somos todos y yo quiero ser ese presidente de todos", ha proclamado en el Comité Federal del PSOE, máximo órgano del partido entre congresos, reunido en Alcalá de Henares (Madrid).

Iceta ha dicho sentirse "orgulloso" de formar parte de un partido que reivindica el diálogo y la negociación. "Queremos acuerdos y rechazamos cualquier frentismo", ha manifestado al recordar que el PSC ha integrado en sus listas electorales a personas que antes militaban en otras formaciones políticas.

El candidato socialista a la Presidencia de la Generalitat ha afirmado que están "hartos del enfrentamiento estéril" en Cataluña entre el independentismo que promueve la "ruptura" y el "inmovilismo" del Gobierno de Mariano Rajoy y ha propuesto abrir "un amplio espacio progresista y catalanista para un gran acuerdo".

La estrategia del líder socialista en la crisis catalana ha contado con el respaldo expreso de los pesos pesados de la formación. Hace unos meses habría sido difícil imaginarlo, pero la presidenta de la Junta de Andalucía y el resto de los presidentes autonómicos y secretarios regionales reunidos a primera hora en el Consejo de Política Federal se han mostrado satisfechos con el devenir de los acontecimientos.

Una anécdota refleja ese clima. Cuando, tras ese encuentro de los barones, Díaz entraba al Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares, donde se ha celebrado el Comité Federal, una ciudadana se ha dirigido a ella en tono conminatorio : "Susana, pon orden". "No, estamos ordenados, estamos ordenados...", ha respondido ella sonriente.

En su intervención, Sánchez ha insistido en que la "lealtad al Estado social y de derecho" no implica complicidad con Rajoy. De hecho, no ha ahorrado críticas a su gestión, tanto en cuestiones sociales y económicas como en lo relativo a la crisis territorial. "Los socialistas siempre hemos dicho lo mismo, no hay soluciones penales a problemas políticos", ha dicho, por ejemplo.

Según él, hay algo que distingue a los socialistas y es "la voluntad de concordia". "Los ciudadanos nos miran y saben que con el PSOE jamás se habría llegado a esta situación en Cataluña", ha dicho incluso."Quien no sepa gobernar la diversidad difícilmente va a poder gobernar España".

Con ese argumento ha reiterado su rechazo a participar en un bloque 'constitucionalista' junto al PP y Ciudadanos de cara a las elecciones catalanas del 21 de diciembre. Algo que, a su modo de ver,sería "torpe".

Fotos

Vídeos