La hora de Nóos para los valencianos

Iñaki Urdangarin, durante uno de los eventos en Valencia. / efe
Iñaki Urdangarin, durante uno de los eventos en Valencia. / efe

El Supremo celebra hoy la vista de los recursos a la sentencia

A. G. R.

El caso Nóos todavía no ha finalizado para cuatro de los cinco valencianos que se vieron atrapados en la organización de los congresos de deporte que celebró Iñaki Urdangarin en la ciudad de Valencia. El Tribunal Supremo celebra hoy la vista en la que escucharán los argumentos del ministerio público para reclamar una condena al exdirector de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, José María Aguilar; a su sustituto Jorge Vela; a la responsable jurídica de la entidad, Elisa Maldonado, y al exsecretario autonómico de Turismo, Luis Lobón. El exvicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, ya duerme más tranquilo. La Audiencia de Palma le absolvió, al igual que al resto de los valencianos, y el PSPV prefirió no recurrir el fallo ante la posibilidad de que no prosperara y fueran condenados en costas.

La mayor amenaza se presenta sobre Vela y Maldonado. La fiscalía pide que sean condenados a cinco años y seis meses de prisión por un delito de falsedad. Se trata del informe justificativo que la encargada de los servicios jurídicos elaboró para unirlo al expediente del convenio. El dosier «mendaz» se hizo con posterioridad incluso a los pagos y lo que pretendía era «aparentar que efectivamente se habían cumplido las exigencias legales», siempre según el recurso de la fiscalía.

Estas simulaciones se repitieron en las ediciones de 2005 y 2006. Se pretendía «blindar la legitimidad» de los contratos celebrados con el yerno del Rey pese a las advertencias de la Sindicatura de Comptes. La acusación sostiene desde el inicio del procedimiento que la Generalitat valenciana optó por la fórmula de convenio para evitar que la propuesta de los Valencia Summit saliera a concurso. De esta forma se aseguraba que fuera Urdangarín el promotor de los certámenes y ninguna oferta pudiera competir. Al parecer, según la versión del ministerio público, fue Vela quien dio la orden a Maldonado. Y esta aceptó. La tesis que maneja la fiscalía es que todo esto se articuló de esta manera porque la decisión de que fuera Urdangarin ya se había decidido de antemano con el expresidente de la Generalitat Francisco Camps y la exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

Vela y Maldonado afrontan penas de cinco años y medio acusados de manipular un informe

El resto de los valencianos pueden ser condenados a un delito de prevaricación. Este ilícito sólo lleva aparejadas penas de inhabilitación. En la sentencia del caso Nóos, la Audiencia condenó a 7 de los 18 acusados. Sin embargo, únicamente tres de ellos recibieron penas que implicarían el ingreso en prisión en el caso de confirmarse: Urdangarin fue castigado con 6 años y 3 meses de cárcel; su exsocio Torres con 8 años y 6 meses, y el exministro Matas con 3 años y 8 meses. Es decir, que del resultado de la vista de mañana depende que entren o no en prisión los tres citados. Respecto a los hechos que se produjeron en la Comunitat, el fallo recogió que en el momento actual serían delito, pero no entonces cuando aquella forma de proceder era habitual en las administraciones «aprovechando ciertas antinomias legales».

La Audiencia absolvió a la infanta Cristina, a quien sí consideró responsable civil, a título lucrativo, por valor de 265.088 euros. Las magistradas impusieron penas menores, además de al expresidente balear, a los cuatro miembros de su Gobierno implicados en contratos públicos fraudulentos por valor de millones de euros con el Instituto Nóos. En caso de un fallo desfavorable para los imputados, ello no implicaría necesariamente su inmediato ingreso en la cárcel, pues cabrían, por ejemplo, recursos ante el Constitucional, que podrían, o no, suponer una suspensión temporal de la ejecución de condena.

Fotos

Vídeos