Hacienda abronca a Les Corts por el arranque de la Agencia Antifraude de Podemos

LP

Le recuerda que debe modificar su presupuesto para financiarla y que también debe tramitarse ante el Consell

J. C. Ferriol
J. C. FERRIOLValencia

valencia. La puesta en marcha de la Agencia Antifraude, el proyecto estrella de Podemos, sigue poniendo de manifiesto las discrepancias entre los socios del Botánico. A las ya expresadas durante el debate que acabó dando lugar a la aprobación de la ley se unieron las recomendaciones planteadas por los servicios jurídicos de Les Corts que, a través de un escrito, advirtieron de las discrepancias existentes entre la formulación que venía impulsado el Parlamento valenciano y la literalidad de la ley de creación de este nuevo organismo, dotado de un presupuesto de 1,5 millones de euros.

Ese aspecto, el del presupuesto, se ha convertido ahora en un nuevo motivo de discrepancia. La dirección general de Presupuestos ha remitido un escrito a Les Corts en el que recuerda cuál es el procedimiento exacto que debe seguirse para la puesta en marcha de la nueva Agencia. Y a la vista de las apreciaciones que firma José Moreno, responsable de la dirección general, guardan poco o ningún parecido con la hoja de ruta que estaba siguiendo la Cámara autonómica.

El escrito al que ha tenido acceso este diario recuerda que la Agencia Antifraude es una entidad de derecho público «y su presupuesto se rige por la normativa reguladora de las entidades del sector público de la Generalitat». La apreciación resulta obvia, pero el hecho de que el director general de Presupuestos la incorpore ya revela el mensaje de fondo que se pretende enviar.

El texto, con fecha del pasado miércoles, señala que para la aprobación del presupuesto de 2017 «resulta necesario que por medio de la correspondiente modificación presupuestaria se incluyan dos lineas de subvención en los capítulos IV y VII del presupuesto de Les Corts para financiar las previsiones para operaciones corrientes y de capital de la entidad».

El director general de Presupuestos advierte de la necesidad de realizar estas modificaciones porque, claro está, la Cámara no las hecho. El informe de los servicios jurídicos de Les Corts elaborado a finales de mayo ya recordaba que la ley de creación de la Agencia Antifraude establece que este organismo debe contar con la dotación económica necesaria en una «partida independiente de los presupuestos generales de Les Corts». Y que la Agencia «deberá disponer de los recursos económicos necesarios y adecuados para el cumplimiento eficaz de las funciones asignadas».

El informe del letrado de Les Corts recuerda que la ley de Presupuestos de la Generalitat para 2017 autoriza al Consell para aprobar «el presupuesto de los entes del sector público instrumental que inicien su actividad a lo largo del mismo», como es el caso de esta Agencia. Y que esa aprobación «deberá acordarse con anterioridad a la efectiva puesta en marcha de las entidades u organismos» referidos.

El escrito del director de Presupuestos subraya que las cuentas de la nueva Agencia deberían tramitarse al mismo tiempo ante el Consell para su aprobación, «como el de una entidad del sector público con contabilidad presupuestaria», asignándole un código de entidad.

«Contradicción jurídica»

El criterio de la dirección general de Presupuestos no coincide con el del máximo responsable de la Agencia, Joan Llinares. En otro escrito remitido a Les Corts el pasado 30 de junio, el recién elegido director del nuevo ente asumía la «contradicción jurídica» que suponía, a su juicio, el hecho de que la Agencia estuviera adscrita a Les Corts y fuera independiente de las administraciones públicas y, sin embargo, fuera una de ellas, el Consell, el que le aprobara sus cuentas.

La dirección general de Presupuestos también recuerda que la Agencia debe aprobar una Memoria de Inicio de Actividad para cuatro años, que detalle los recursos humanos, financieros y materiales necesarios para su puesta en marcha.

Fotos

Vídeos