Grupos de ultraderecha irrumpen y boicotean la manifestación catalanista

Los antidisturbios de la Policía Nacional tuvieron que intervenir en la Plaza de San Agustín. / i. marsilla

Las agresiones a varios de los participantes obligan a intervenir a los antidisturbios en la marcha convocada por Arran y la CUP a favor de la independencia

J. MOLANO VALENCIA.

Grupos de ultraderecha irrumpieron y boicotearon la manifestación a favor de la independencia de Cataluña convocada por la CUP, Arran y Endavant aprovechando la marcha nacionalista organizada por la Comissió 9 d'Octubre -formada por partidos políticos, sindicatos y entidades cívicas- bajo el lema 'Sí al valencià' con motivo del Día de la Comunitat Valenciana.

La marcha tuvo que cambiar su recorrido pero se acabó celebrando finalmente ayer por la tarde bajo un ambiente de mucha tensión. Los enfrentamientos comenzaron en torno a las cinco y media de la tarde en la Plaza de San Agustín de la ciudad de Valencia, desde donde estaba previsto que arrancara la manifestación. Alrededor de un centenar de integrantes del grupo de extrema derecha Yomus irrumpió en la plaza al grito de «catalanes hijos de puta». La presencia de la Policía Local era escasa, por lo que pronto dieron el aviso a la Policía Nacional para que se personase en el lugar al percatarse de que por una de las calles adyacentes llegaba otro amplio número de personas portando esteladas y banderas del grupo de extrema izquierda 'Antifeixistes Paìs Valencià'. A los ultraderechistas se les sumaron otros participantes con banderas españolas y senyeras que comenzaron a increparse mutuamente con los independentistas. Los antidisturbios tuvieron que intervenir separando a ambos colectivos de ideología contraria, que acabaron en lados opuestos de la plaza para evitar agresiones físicas. Sin embargo, los insultos fueron a más y llegaron escenas bochornosas.

Una veintena de miembros de ultraderecha se separó del grupo, echó a correr y arremetió contra los otros manifestantes. Algunos de ellos llegaron a golpear a un joven, que se defendió, y a una pareja, además de pegar a un fotógrafo de El País, al que intentaron robarle sin éxito la cámara. Los hechos ocurrieron en la calle Nuestra Señora de Gracia, donde las personas que se encontraban dentro de un bar se encerraron por miedo.

La marcha organizada por la Comissió 9 d'Octubre se vio obligada a cambiar su recorrido por las amenazas Varios Yomus golpearon a un fotógrafo y le intentaron robar la cámara durante los altercados

Tras los altercados, que se saldaron sin detenidos, la tradicional manifestación de entidades de izquierda y nacionalista del 9 d'Octubre por el centro de Valencia tuvo que cambiar su itinerario. El recorrido, marcado por los insultos y escupitajos por parte de quienes veían pasar la marcha desde las aceras, fue cortado inicialmente en dos por la policía y transcurrió por la calle Colón, pero cuando se disponía a girar hacia el Parterre, donde estaba previsto su finalización, las amenazas de más simpatizantes de extrema derecha que les esperaban en el lugar con alguna bandera de España 2000 obligó a los organizadores a dirigirse por la Porta de la Mar hacia la calle Navarro Reverter. Allí finalizó la marcha con la lectura de un manifiesto por parte de un miembro de Acció Cultural, Toni Gisbert, quien aceptó el megáfono de uno de los vehículos de la Policía Nacional ante la ausencia de medios técnicos, pues estaba todo montado en el Parterre.

Manifestación no autorizada

Compromís y Podemos reclamaron la dimisión del delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, como responsable de los incidentes ocurridos ayer en Valencia. Según los podemistas, Moragues debe cesar «por haber permitido que una contramanifestación ilegal de grupos de ultraderecha» se cruzara con la convocada legalmente por la Comissió 9 d'Octubre. Mientras que la coalición nacionalista ha pedido que el Congreso de los Diputados condene los altercados.

La delegación del Gobierno, por su parte, aseguró que la manifestación de ultraderecha no estaba comunicada ni autorizada y agradeció el trabajo de la Policía Nacional por «garantizar la seguridad e integridad física de los manifestantes».

Fotos

Vídeos