Alfonso Grau, a un paso del procesamiento

Grau, en una comparecencia en Les Corts por Feria Valencia. / irene marsilla

Anticorrupción ya pidió finiquitar las diligencias para presentar su escrito de acusación contra el exvicealcalde La instrucción de los relojes regalados por un empresario entra en su recta final

A. RALLO VALENCIA.

Alfonso Grau afrontará una segunda parte del año presumiblemente complicada. La instrucción del cohecho al aceptar relojes de lujo de un empresario está prácticamente finiquitada tras la comparecencia en sede judicial de los inspectores de Hacienda que elaboraron el informe incriminatorio. Tan sólo queda que la titular del juzgado se pronuncie acerca de las dos declaraciones de los investigados: el empresario de Transvia y el exvicealcalde.

Ambos se acogieron en su día a su derecho a guardar silencio porque la causa estaba bajo secreto. Sus declaraciones fueron una de las peticiones que las defensas realizaron tras conocer que Anticorrupción había solicitado hace meses el auto de incoación de procedimiento abreviado, una resolución que equivale al procesamiento de otro tipo de procedimientos y que supone el traslado del caso al fiscal para que califique los hechos.

La juez ya rechazó en su día otras diligencias que hubieran alargado la causa como, por ejemplo, la comparecencia de los integrantes de la Mesa de Contratación del Ayuntamiento de Valencia. La intención de los investigados era demostrar que nunca hubo trato de favor a la citada empresa en las adjudicaciones del Consistorio. La titular lo denegó. El motivo es que no se investiga si los regalos generaron una actuación arbitraria de los responsables públicos sino el delito de que un cargo público acepte regalos exista o no contraprestación por su parte.

Los hechos se remontan a 2010, cuando el exvicealcalde adquirió un reloj de oro (Lange), cuyo importe era 25.000 euros. Para esta operación, Grau entregó más de 12.000 euros y un reloj Breguet Classique, valorado en más de 13.000. La investigación determinó que este artículo fue comprado por la mercantil bajo sospecha. Idéntico procedimiento se repitió en 2012. En este caso la pieza fue un Vachever Patrimony de 16.825 euros. Adelantó otro reloj de los regalados a cuenta (11.575 euros) y puso 5.000 euros.

El asunto no admite dudas para Anticorrupción, que ya solicitó el procesamiento de Grau pese a que no constaba la declaración de los dos peritos de Hacienda. El informe resulta lo suficientemente concluyente para sostener las tesis de la acusación pública. El auto de procesamiento, salvo sorpresa mayúscula, se producirá en los próximos meses. El exvicealcalde, en cambio, sostiene que no existió delito y recientemente pidió al juzgado que le devolvieran los 40 relojes que la Guardia Civil se llevó de su casa entre los que no figuran ninguna de las piezas investigadas.

Fuentes judiciales dan por hecho que el expolítico popular se sentará en el banquillo. Grau también está investigado en las financiación ilegal del PP por su organización de las campañas electorales de los comicios de 2007 y 2011. De los anteriores problemas judiciales, sin embargo, salió absuelto. Así ocurrió en el caso Nóos y en la investigación abierta por haber manipulado a testigos de esta causa para que declararan a su favor.

Fotos

Vídeos