El Govern sobre el Consell: «Copian nuestros impuestos. No hace falta ni traducirlos»

El ex secretario autonómico de Hacienda catalán, Lluís Salvadó. / toni albir
El ex secretario autonómico de Hacienda catalán, Lluís Salvadó. / toni albir

El número dos de Junqueras en la Generalitat catalana se mofa del modo en que la conselleria de Vicent Soler imita su gestión

B. F. VALENCIA.

La número dos de la Conselleria de Hacienda, Clara Ferrando, se reunió en Valencia el pasado 18 de julio con su homólogo en el Govern catalán. A las 13 horas estaba programada la cita con Lluís Salvadó, la mano derecha de Oriol Junqueras antes de que el procés dinamitase el Ejecutivo que presidía Puigdemont. A esa misma hora, el conseller socialista Vicent Soler tenía programada una reunión con el consell de Forinvest, certamen ferial que preside. Salvadó no se llevó una gran impresión sobre el día a día en la conselleria valenciana. Según una conversación grabada al que fuera número dos de Junqueras, incluida en el sumario del 1-O que se instruye en el Juzgado 13 de Barcelona, Salvadó muestra su sorpresa por la falta de medios del Consell, que considera que no hace otra cosa que copiar los impuestos catalanes. El periódico 'La Vanguardia' se hace eco de un diálogo telefónico donde el exsecretario catalán da explicaciones muy gráficas de cómo cataloga al Gobierno valenciano.

Salvadó está siendo investigado por los presuntos delitos de rebelión, malversación, sedición, revelación de secretos y prevaricación. En las pesquisas relacionadas con el proceso independentista se captó una conversación en la que el que fuera número dos de Junqueras saca una serie de conclusiones tras su cita con Ferrando.

«Ellos quieren hacer lo mismo que nosotros, pero, pobres, no tienen las herramientas. Y les dices ¿ya tienes las 400 plazas que necesitas? Y dicen: No, no. Lo tienen que batallar. Y les dices ¿ya tienes el dinero para el plan informático? No, tampoco. Se ve que quieren hacer lo mismo que nosotros aquí, pero no tienen recursos», relató Salvadó sobre el Consell de Ximo Puig.

«Los valencianos juegan en tercera división y nosotros en primera», señaló el ex alto cargo catalán

«Toda la Secretaría de Hacienda la lleva Compromís y son gente muy maja y con mucha ilusión, pero sin herramientas. Están en cuadro, en un estado de precariedad como el que teníamos nosotros hace cuatro años», explicó el ex alto cargo catalán, quien aseguró: «Les he explicado lo que estamos haciendo y los pobres se tiraban de los pelos». La desesperación valenciana captada por Salvadó tenía que ver con una envidia relacionada con que en Cataluña «el 70% de la recaudación ya es telemática y ellos (en relación al Ejecutivo de Puig) la hacen toda manual, porque no tienen dinero ni para componentes informáticos», una situación que califica de «terrible» pero que achaca a una mala estrategia de la Generalitat Valenciana: «sin decisión política es complicado hacer lo que hemos hecho nosotros».

«Llevan toda la legislatura para hacer un impuesto y nosotros hacemos cuatro cada año», señaló Salvadó en un análisis donde, además de mofarse de la imposible comparación entre las dos administraciones autonómicas admite que el Consell adolece de una gran falta de recursos humanos, puesto que «para esto hay que tener mucha gente y ellos son cuatro».

En cualquier caso, para Lluís Salvadó, las «ganas de hacer lo que hacemos en Catalunya» que él considera que demuestra el Ejecutivo presidido por el socialista Ximo Puig se traduce en el modo de diseñar la política fiscal valenciana: «Están copiando nuestros impuestos. Y no hace falta que hagan gran cosa. Ni siquiera hace falta traducirlos».

Salvadó, muy crecido y con ánimo de bromas, contempló la posibilidad de que el Govern impulse una alianza con la Administración autonómica valenciana, así como con el Ejecutivo de Baleares que preside otra socialista, Francina Armengol, en materia fiscal. «Si firmamos un convenio las tres administraciones a Montoro le da un patatús», se jactó el entonces número dos de la hacienda catalana, quien remata la chanza: «Solo para que a (Cristóbal) Montoro (ministro de Hacienda del Gobierno central) le dé un patatús vale la pena hacerlo».

«Los valencianos juegan en tercera división y nosotros en primera», resumió Salvadó durante una conversación que ayer levantó ampollas en la sesión plenaria de Les Corts. La portavoz del PP en la Cámara, Isabel Bonig, subió a la tribuna y repasó las declaraciones de Salvadó recogidas por 'La Vanguardia' para a continuación dirigirse a Puig y reprocharle: «Qué vergüenza, siempre han preferido ser valencianos de tercera que de primera». La síndica popular consideró que las preocupaciones de los valencianos son el desempleo, las listas de espera en sanidad y la educación, y no las reformas constitucionales que esta semana ha ofrecido el presidente de la Generalitat, quien achacó a Bonig vivir «en una Comunitat Valenciana paralela».

La versión de Soler

«Nuestra secretaria autonómica Clara Ferrando le explicó las dificultades para consolidar una agencia tributaria propia (que tienen casi todas las comunidades autonómas) por la falta de medios, sobre todo en comparación con la administración catalana», explicó ayer el conseller Vicent Soler sobre la reunión, sin entrar a calificar el modo en que Salvadó se jactó de cómo el Consell imita al Govern.

Fotos

Vídeos