Gómez ofrece un pacto a Girau para que no cuenten las nuevas altas

La candidata apoyada por Ábalos reclama imparcialidad y señala que «nunca» ha apostado por limitar la participación

A. G. R. / AGENCIAS

valencia. El enfrentamiento entre Blanquerías y Ferraz a raíz de los 169 nuevos inscritos para participar en las primarias se mantiene. Esta situación se traduce en una evidente tensión entre las aspirantes a la secretaría general de la ciudad de Valencia. La candidatura de Sandra Gómez, que cuenta con el respaldo del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ofreció ayer un pacto a su rival Maite Girau, apoyada por el número 2 del PSOE, José Luis Ábalos, para renunciar al voto de estos nuevos inscritos.

Fuentes del grupo que encabeza Gómez lamentaron que no hubiesen recibido respuesta para cerrar esta cuestión. Por su parte, Girau, reclamó «imparcialidad» en el proceso de primarias. La aspirante considera que las noticias que han aparecido sobre los censos no contribuyen precisamente al juego limpio. Insistió en que su grupo defiende «la participación de las y los militantes» y señaló que «nunca» estará por restringirla.

Sin embargo, en las últimas horas, se ha llegado a barajar la posibilidad de que algunas candidaturas -se celebran primarias en 13 comarcas- puedan impugnar el resultado en caso de que finalmente se incluya a estos participantes en el censo con derecho a voto. Hoy se reúne el Comité de Garantías del PSPV para tratar de dar una solución al actual panorama y que prime la transparencia de cara a las votaciones del domingo. No obstante, fue el dictamen de la Comisión de Ética y Garantías del PSOE, un órgano que se elige en los congresos al margen de la Ejecutiva nacional, la que avaló la participación de esta figura. Así, la reunión de hoy carece de trascendencia.

La figura del afiliado directo se creó en el PSOE en 2014, en el mandato anterior de Pedro Sánchez como líder del partido. Permite adherirse al partido por Internet, teniendo plenos derechos y las mismas obligaciones que el resto de afiliados, pero dependiendo directamente de las federaciones, sin tener que estar adscrito a una agrupación.

Los 169 nuevos miembros del censo detectados en la Comunidad Valenciana son, aseguran en Ferraz, afiliados directos inscritos antes del pasado 1 de abril. En su gran mayoría, además, ya figuraban --por haber solicitado su traslado-- en el censo de los congresos provinciales celebrados en diciembre pasado, añaden las mismas fuentes. Por tanto, insisten desde la dirección federal del partido, ni son altas ni son nuevas: son traslados. Sólo en 28 casos, se trata de afiliados directos que han solicitado su traslado a una agrupación de la Comunidad Valenciana con posterioridad a que se cerrase el censo de los congresos provinciales de diciembre.

Pese a todo, las supuestas nuevas 50 plazas en Valencia pueden decantar la balanza. El margen entre Gómez y Girau es muy estrecho. La candidatura de Gómez teme que este aumento del censo corresponda a una maniobra intencionada para favorecer a algunos candidatos.

Fotos

Vídeos