Gómez aspira a ser la líder del PSPV en Valencia para que lo orgánico no sustituya la política

Manolo Mata levanta el brazo de Sandra Gómez en señal de victoria. / jesus signes
Manolo Mata levanta el brazo de Sandra Gómez en señal de victoria. / jesus signes

La teniente de alcalde se postula como candidata a la secretaría general socialista de la ciudad «con el fin de no perderse en problemas estériles»

F. R.

valencia. Sandra Gómez, primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Valencia, se presentó ayer como candidata a la secretaría general del PSPV en la ciudad de Valencia de la mano del portavoz socialista en Les Corts, Manolo Mata.

Gómez eligió la plaza del Ayuntamiento de Valencia para presentar su candidatura «de renovación» en la que quiere dar cabida «a todas las sensibilidades», y aprovechar el tirón para postularse como la candidata del PSPV a la alcaldía de Valencia en las elecciones municipales de 2019. «Me presento para ganar en 2019», confesó.

Ante más de medio centenar de militantes y con el edificio consistorial de fondo vestido con unas pocas luces con motivo de la Navidad, Gómez estuvo acompañada por el ya mencionado Manolo Mata, el dirigente de la FSP Luis Lozano, Ramón Vilar o los concejales Anais Menguzzato y Vicent Sarriá, o exdirigentes socialistas como Salva Broseta. Y si Mata flanqueaba a Gómez por su izquierda, por la derecha lo hacía la presidenta del Consell Jurídic Consultiu, Margarita Soler, cuya presencia sorprendió al ser la máxima responsable de un órgano estatutario.

La edil aseguró que quiere dar prioridad «a los valencianos, que lo orgánico no sustituya la política y no perder el tiempo en problemas estériles», reivindicó las figuras de Ricard Pérez Casado y Clementina Ródenas, y consideró que fue un acierto la elección de Ximo Puig y también la de Pedro Sánchez.

De momento la suya es la única que ha empezado esta carrera del poder orgánico. Al cuestionarle si había hablado con el sector de José Luis Ábalos, actual número tres nacional del PSOE y durante años líder orgánico del partido en Valencia, Sandra Gómez afirmó que el suyo «es un proyecto de todo el partido, de todas las agrupaciones».

Gómez apeló a la unidad de la formación para afrontar con fuerza las elecciones municipales e invitó a sumarse a su candidatura a las sensibilidades de su formación que todavía no se hubiesen integrado.

La número dos del consistorio valenciano criticó que el proceso de renovación orgánica del partido haya tardado tanto en ponerse en marcha, pero aseguró que esto les debe servir para llegar con más impulso a la campaña municipal de 2019.

«Mi vocación es de liderazgo político. No entiendo que haya quien se quede en lo orgánico. Lo orgánico no sustituye a lo político. Haremos una valoración en su momento y decidiremos», declaró con una media sonrisa de complicidad después de haber dejado sentado en su intervención ante la militancia que si vence en la carrera a la secretaría general socialista de Valencia ciudad se postulará a la alcaldía.

La teniente de alcalde anunció que va a ir «a todas las agrupaciones para que la militancia escoja el camino que quiere emprender».

Si hubo una palabra que reiteró Gómez fue «fuerza». La expresión la complementó al asegurar que «necesitamos un partido ambicioso que recupere el hambre de ganar».

También se acordó de aquellos que critican su juventud, tiene 32 años, de los que hablan de su falta de experiencia, y vino a decir que después de los resultados que ha tenido el partido en las urnas durante los últimos, hay que cambiar, «ha llegado el momento de la valentía».

Fotos

Vídeos