El Gobierno cree que desmilitarizar Capitanía responde a «corrientes nacionalistas y contra las Fuerzas Armadas»

Juan Carlos Moragues asegura que la postura del Ejecutivo es que los miembros del Ejército permanezcan en el convento de Santo Domingo

Juan Antonio Marrahí
JUAN ANTONIO MARRAHÍValencia

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana se ha referido esta mañana a la petición aprobada en Les Corts de desmilitarizar la sede de Capitanía General, situada en el Convento de Santo Domingo. Para Juan Carlos Moragues, «hay un trasfondo nacionalista». Según lamentó el delegado, «hay quien cree que el Gobierno de España es menos valenciano que el gobierno de la comunidad autónoma y es, cuanto menos, tan valenciano como el resto, porque representa a todos los españoles y entre ellos a todos los valencianos».

Moragues pone sobre la mesa lo que, a su entender, es una contradicción. «Hay monumentos bienes de interés cultural en dependencias y unidades de la Generalitat Valenciana y Ayuntamiento y, sin embargo, ellos», en referencia al tripartito, «miran solo aquellos que están siendo ocupados por el Gobierno de España». Además, Moragues aprecia en la iniciativa «una corriente contra las Fuerzas Armadas«. Quiso destacar que los militares »dan la vida por nosotros, hacen que tengamos una vida segura, que se respeten los derechos y libertades«. Para que eso exista, ha recalcado, »se juegan el pellejo por todos nosotros«. »Estoy muy en desacuerdo con estas corrientes«, ha insistido.

Preguntado por la decisión del Gobierno respecto a la permanencia de los militares en la actual sede histórica, Moragues lo dejó claro: «La voluntad del Gobierno es que se queden». Además, resaltó que sus puertas están abiertas. «Es uno de los palacios más visitados de la ciudad de Valencia, es accesible y la gente queda encantada cuando lo visita».

Fotos

Vídeos