El Gobierno aumenta un 25% la inversión tras sufrir un recorte histórico en 2017

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la entrega de los Presupuestos Generales del Estado ayer en el Congreso. / efe
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la entrega de los Presupuestos Generales del Estado ayer en el Congreso. / efe

Los Presupuestos Generales prevén 740,3 millones para la Comunitat Valenciana este año después de una caída de un 33 % el pasado ejercicio

F. RICÓS VALENCIA.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, presentó ayer en el Congreso de los Diputados el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para este año, aunque no tiene todavía asegurada su aprobación, a pesar del apoyo prometido por el grupo parlamentario de Ciudadanos y, por su puesto, del PP. Si no consigue los cinco votos que le faltan tendrá que continuar con las cuentas prorrogadas de 2017.

Los números que mostró ayer el titular de Hacienda prevén inyectar en la Comunitat Valenciana 740,36 millones de euros en lo que quedará de año a partir de que se aprueben las cuentas. Esa inversión supone un aumento de un 25,6 % respecto a 2017, un ejercicio en el que los valencianos sufrieron un recorte histórico por parte del Gobierno central, puesto que la caída de la inversión ascendió a un 33 %, un tijeretazo de 290 millones de euros respecto a los 879 millones que se consignaron en 2016.

No obstante, a pesar de la subida en la previsión inversora del Ejecutivo central, el incremento de 150 millones de euros respecto a las cuentas aprobadas para 2017 todavía está lejos de las cifras del año anterior, 2016, que contó con una previsión inversora de 879 millones de euros, 139 más que los previstos para el actual ejercicio económico.

La inversión real de Fomento en la Comunitat es de 645 millones, un 27 % más

Por ese motivo, entre otros, la Comunitat Valenciana todavía se sitúa lejos de la media nacional cuando de inversión territorializada se habla. La media española es de 217 euros, mientras que la valenciana todavía se sitúa por debajo de los 150 euros.

Es cierto que la Comunitat Valenciana es una de las autonomías que se ha situado este año entre las que más ha aumentado la previsión de la aportación del Gobierno, pero también está lejos de ser la primera. Castilla-La Mancha, con un incremento de un 37,5%, Cantabria con el 36%, el País Vasco a la que se prevé una subida de un 33,4%, y Andalucía y Extremadura, ambas con un 27% de aumento, se sitúan por delante de la Comunitat que queda colocada en el sexto puesto de las autonomías que más verán cómo se incrementa el cariño estatal en forma de lluvia de millones en materia de inversión.

Las cuentas que maneja Cristóbal Montoro señalan que el incremento de la inversión no se sitúa directamente en la actividad de los diferentes ministerios, sino de las empresas y organismos públicos que dependen de estos. Así, por ejemplo, la inversión directa de los ministerios se prevé que sea de 174,5 millones, cuando el año pasado resultó de 149,3 millones. El aumento es de poco más de 25 millones de euros. El Ministerio de Fomento es el mayor inversor. El presupuesto del Grupo Fomento en la Comunitat Valenciana -recoge la inversión del ministerio y de sus empresas públicas-, según fuentes de este departamento, asciende a 759,1 millones de euros, de los que 645,06 millones corresponden a inversión. Esta última cifra arroja un incremento de un 27,2% con respecto a 2017, puntualizaron desde el ministerio.

El delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, defendió que las cuentas presentadas ayer por Cristóbal Montoro son las más sociales y comprometidos con los pensionistas.

Las cuentas estatales también prevén las inversiones previstas para los próximos ejercicios. Así, los números de este año consideran que en 2019 la inversión de los ministerios será de 69 millones de euros más, y de casi 150 millones de euros más que en 2017. De entre ellos destaca Fomento, que efectúa una proyección inversora para 2019 que se eleva a 196,9 millones y 233 millones más en 2020. La proyección vuelve a los 120 millones de euros en 2021.

En cuanto al conjunto de las empresas públicas, en la provincia de Alicante ha bajado la dotación de los 159 millones que se destinaron el año pasado a los 107 de este ejercicio y prevén que se desplomen hasta los 59 millones de euros el año que viene.

Las cifras del sector público elevan la inyección económica en la provincia de Castellón, que pasó de 24 millones de euros en 2017 a los 117 millones de euros previstos este año. Los PGE elevarán hasta los 194,3 millones de euros la previsión para 2019, cifra que retrocederá a los 136,9 en 2010.

Por lo que respecta a Valencia, de los 173,6 millones que estaban consignados el año pasado se ha pasado a prácticamente duplicar la cantidad y se destinan 329,4 millones de euros. Una cifra que irá aumentando hasta los 405 millones en 2019, año de elecciones municipales y autonómicas si finalmente no se adelantan, 463 millones para 2020 y 484 en la previsión que se realiza para 2021.

Más

Fotos

Vídeos