Girau abre la puerta a ser secretaria general y Gómez, candidata a la alcaldía

Maite Girau. / I. Marsilla
Maite Girau. / I. Marsilla

La precandidata a las primarias socialistas en la ciudad de Valencia se muestra sorprendida por el apoyo de Manolo Mata a la aspirante afín a Puig

A. CERVELLERA

Valencia. Maite Girau, precandidata a la secretaria general del PSPV en la ciudad de Valencia y concejal en el Ayuntamiento, no descarta que en su partido haya una bicefalia y que, mientras ella ocupe la dirección orgánica de la formación, Sandra Gómez, rival de Girau en las primarias y portavoz de los socialistas en el consistorio, sea la candidata a la alcaldía.

Girau, la aspirante cercana al sanchismo y afín a José Luis Ábalos, actual secretario de organización del PSOE, abrió la puerta a esta posibilidad en una entrevista en CV Radio. La dirigente socialista no quiso revelar si está en su mente la posibilidad de presentarse a las primarias para ser candidata a la alcaldía pero subrayó que en el PSPV «la bicefalia ha existido y no me parece una contradicción» y quiso destacar que «el trabajo institucional está salvaguardado». «Podría ser que yo fuera secretaria general y Sandra Gómez candidata a la alcaldía», sentenció Girau.

La concejal sanchista, que admitió que encarna el espíritu que salió de las primarias estatales, mostró su «sorpresa» de que Manolo Mata, portavoz de su formación en Les Corts y defensor del proyecto de Pedro Sánchez, haya decidido respaldar a Sandra Gómez, más cercana a las tesis del presidente Ximo Puig. Mata ya apoyó el pasado julio a Puig en el proceso de primarias frente a Rafa García, alcalde de Burjassot. Una situación le llamó la atención a Girau, que incidió en que «habría que preguntarle a Mata por su cambio de opinión». Estas palabras no terminaron de gustar al portavoz socialista que le respondió en redes sociales que «no soy de los que sacralizan la cabezonería pero ¿me podéis decir en qué cambie de opinión?». Unas declaraciones que posteriormente decidió eliminar.

Preguntada acerca de si cree que la visibilidad de la que goza Gómez como portavoz del partido le hace partir con desventaja, afirmó que, en temas orgánicos no cree que la visibilidad sea «el elemento que más peso tenga» y priorizó otros aspectos como una mayor «conexión con la militancia». Los afiliados de Valencia se caracterizan por ser cercanos a Ábalos, por ello, Girau cuenta también con una buena posición de salida de cara al proceso orgánico. Girau también fue crítica con los resultados del PSPV en las últimas elecciones y remarcó la necesidad de «una organización fuerte» para mejorar de cara a los comicios de 2019.

Tras la calma del congreso provincial que eligió a Mercedes Caballero secretaria general, el proceso interno local vuelve a repetir la lógica del cónclave autonómico en el que se enfrentaron los partidarios de Puig y los afines a Ábalos.

Fotos

Vídeos