Un gestión cuestionada por colectivos culturales

C. VELASCO VALENCIA

Rafa Monterde llegó al frente de Las Naves con un proyecto para convertir el centro municipal en referente de innovación. El viraje en manos del hoy exgerente levantó las críticas de numerosos colectivos artísticos valencianos. En una entrevista con LAS PROVINCIAS admitió que las Naves había dejado de ser «un centro exclusivamente cultural» y que el modelo anterior no era válido porque «sólo funcionaba bien Espai Mutant». Durante su gestión, el teatro sufrió una filtración de agua a finales de noviembre y hoy sigue sin estar solucionado. Espai Mutant suma ocho meses con el teatro cerrado.

La pasividad ante el escenario no se trasladó a otras dependencias. Monterde cambió el funcionamiento de Las Naves, como avanzó LAS PROVINCIAS, y decidió que las instalaciones no funcionarían como sede fija de entidades. Se marcharon de las Naves la Associació Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC), el Colegio de Diseñadores de Interior de la Comunitat, el Colegio Oficial de Publicitarios y Relaciones Públicas de la Comunitat y, desde principios de 2015, al Grup Instrumental de València.

La AVVAC denunció que había sido «desahuciada», criticó la «ineficacia» y «falta de diálogo» de los responsables y lamentó «la ocupación total de Fundación InnDEA en las Naves». La AVVAC no ha sido la única entidad que públicamente ha cuestionado la gestión de Monterde. También la Associació Valenciana d'Escriptores i Escriptors Teatrals mostró su preocupación por el futuro del Espai Mutant.

Fotos

Vídeos