Génova da por pacificado el PP de Valencia tras desactivar la pugna entre Betoret y Contelles

Fernando Martínez-Maillo, durante la entrevista.
Fernando Martínez-Maillo, durante la entrevista. / EFE

Maillo considera que la situación se ha «tranquilizado» en la provincia y que la militancia se siente «muy satisfecha»

B. F. / A. C.

valencia. El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, aseguró ayer que la situación se ha «tranquilizado» en la provincia de Valencia, donde el partido está dirigido por una gestora, y los afiliados están «más satisfechos» que antes, cuando la división interna era muy grande. Desde Génova se da por zanjada una contienda que disparó la tensión entre los populares valencianos cuando colisionaron las candidaturas de Vicente Betoret, durante año y medio presidente de la provincial hasta que se impuso la gestora, y Mari Carmen Contelles, portavoz del PP en la Diputación de Valencia.

En una entrevista con la Agencia Efe, Maillo volvió a eludir la cuestión del calendario. El número tres del partido no quiso aventurar una fecha para la celebración del congreso provincial, que según dijo tendrá que decidir el presidente de la gestora, Rubén Moreno, persona de la total confianza de Génova. Lo que sí admitió habrá congreso porque las gestoras «son limitadas en el tiempo».

«No le vamos a quitar a los afiliados de Valencia su derecho a votar», subrayó Maillo, quien insistió en que Moreno y su equipo son los que decidirán cuándo se dan las circunstancias razonables para convocar un cónclave que no tuvo lugar con el resto de congresos provinciales porque, según consideró el coordinador de los populares, «no estaba garantizado» un «clima de normalidad» y de «respeto» a los resultados tras la votación.

Los populares, temiendo que se repitiese la guerra interna que se produjo ya Cantabria, donde una parte de los afiliados no aceptaron el resultado por el que María José Sáenz de Buruaga venció a Ignacio Diego, acordaron cortar por lo sano con el conflicto entre Betoret y Contelles creando una gestora que, según Maíllo, está haciendo un «magnífico trabajo». De esta forma, Génova autoevalúa su intervención y se pone buena nota. Lo cierto es que esta misma semana, preguntado Betoret por la situación generada y pidiéndole una valoración sobre el devenir del futuro congreso, pasó de puntillas sobre el tema.

Maillo cree que los afiliados valencianos están «incluso más satisfechos que antes» porque, durante las semanas en que la pugna entre Betoret y Contelles se recrudeció, «se sometía a la gente a tener que tomar partido por uno, otro o un tercero». Para el número tres del PP nacional, el partido «es un instrumento al servicio de la sociedad» y «no es un fin en sí mismo» como «a veces piensan algunos. No podemos estar permanentemente pensando en nosotros mismos». Ese mensaje, que se evidenció al fulminar a la anterior dirección y situar al frente de la provincial a una gestora, es algo que «se ha entendido».

El número tres de Génova estará hoy en Alicante para mantener un encuentro con la presidenta de los populares valencianos, Isabel Boning, y con diputados y senadores del Grupo Popular. La visita de Maillo es la antesala de la interparlamentaria que el PP ha fijado para los días 1 y 2 de septiembre en esta región y con la que dará el pistoletazo de salida al curso político. Se prevé que el propio Mariano Rajoy clausure unas jornadas que pretenden espolear a los dirigentes del PP de cara a una movilización general de las bases para poner a punto el partido de cara a 2018, año previo a las elecciones.

Fotos

Vídeos