Garrido toma posesión como presidente de la Comunidad de Madrid

Garrido toma posesión como presidente de la Comunidad de Madrid

Jura el cargo y apela a la «solidaridad y concordia» de España ante «proyectos rupturistas»

EFEMADRID

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, se ha comprometido hoy en la toma de posesión de su cargo a gobernar con «colaboración y lealtad institucional a todos», con la intención de «fortalecer» desde la región una España que desea libre de «imposiciones» y «proyectos rupturistas».

En el discurso de la toma de posesión de su cargo, celebrado en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Garrido ha ofrecido «colaboración y lealtad institucional a todos y en especial a las demás administraciones», incluyendo las otras comunidades autónomas que integran España.

«Una España que no concebimos privada de ninguna de sus partes, ni tampoco sometida a otra política que no sea la del respeto a la Constitución y las leyes, la tolerancia y el reconocimiento de la diversidad, sin imposiciones ni proyectos rupturistas», ha dicho.

Descarta la implicación de Sánchez en el máster

Garrido ha descartado que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, este detrás de la filtración de la información relativa al máster de la expresidenta regional en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y ha reiterado que, a su parecer, la exdirigente sí lo cursó.

En declaraciones a 'Onda Cero', Garrido ha sostenido que tras conocerse que el profesor Salvador Perelló, militante del PSOE, fue el filtrador de la información, sí que creía que Sánchez debía dar explicaciones al haber un «nexo de unión» entre ambos.

Y es que, el PP llegó a pedir que el líder socialista compareciese en la comisión sobre la polémica del máster que quería impulsar Ciudadanos pero que finalmente no llegó a materializarse. Garrido no ha mostrado arrepentimiento sobre su posición en ese momento porque considera que un portavoz, cargo que ostentaba en ese momento, da explicaciones en función de la información que tiene.

Garrido ha reconocido que existe un debate sobre de dónde provino la información pero ha indicado que, a su parecer, no viene de «fuego amigo». El presidente electo ha incidido en que el tema no está «cerrado» porque se encuentra judicializado aunque sí lo está políticamente tras la dimisión de Cifuentes. No ha querido desvelar las conversaciones que mantiene con la exdirigente después de que abandonara la política aunque ha insistido es que tanto «una gran amiga» como «una gran persona».

También se ha referido al asunto del vídeo, en el que se habría pillado a la expresidenta supuestamente hurtando cremas en un supermercado. Así, ha sostenido que es «escandaloso, desde el peligro que supone para la sociedad que esto ocurra, que alguien haya guardado unas imágenes durante años que hay que destruir obligatoriamente por ley». «Es terrible que alguien haya sido capaz de eso», ha dicho para a continuar incidir en que «habría que averiguar quién lo ha hecho».

«Esperpento» de Montero e Iglesias

Garrido ha tildado de «esperpento» que la portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, y el secretario general de la formación, Pablo Iglesias, hayan planteado una consulta a las bases del partido tras comprarse un chalé por 600.000 euros en Galapagar.

El nuevo presidente de la Comunidad de Madrid ha calificado así la consulta que corresponde, a su parecer, a una decisión personal. Para el presidente electo el problema de Iglesias no es que nadie haya entrado en su intimidad sino que utilizó ese tipo de cosas «como arma arrojadiza» en otro momento.

«Si tú criticas a un ministro porque se compre una casa de 600.000 euros y luego tú te compras la misma casa de 600.000 euros tienes que dar cuentas», ha dicho para a continuación incidir en que no se puede pedir que la gente no ponga de manifiesto «la incoherencia de haber criticado lo que ahora tú haces». Pero, Garrido ha defendido que por lo demás no se debe entrar en la vida privada de los políticos.

Fotos

Vídeos