García-Fuster reclama a la Audiencia que acepte una pericial de la cuenta del PP

La defensa quiere probar que el Partido Popular conocía que los gastos del Grupo Municipal se abonaban al margen de la libreta electoral

A. RALLO

valencia. La que fuera secretaria del Grupo Municipal del PP, Mari Carmen García-Fuster, ha insistido desde el primer momento en que el Partido Popular conocía los pagos electorales que se hacían desde la cuenta opaca. De hecho, desde esa libreta se hicieron transferencias de 1.500 euros al propio partido popular, según consta en la causa. Pero, además, con la idea de demostrar sus afirmaciones, García-Fuster encargó un informe a un profesional experto en auditoría de cuentas. La tesis era que carecía de cualquier lógica que el PP desconociera que el Grupo funcionaba al margen cuando sólo pagó 15.000 euros en las elecciones de 2011 y nada en las municipales de 2015. Es decir, con esa ínfima inversión en la campaña de la tercera ciudad de España la lógica lleva a pensar que los actos se costeaban desde otra cuenta.

El juez, sin embargo, rechazó la inclusión de este documento. El instructor consideró que un perito de estas características no tiene por qué saber dónde se han generado los gastos o prestado los servicios de una factura. Se concluyó que la prueba «no era esencial ni relevante». La defensa de García-Fuster ha recurrido la decisión ante la Audiencia de Valencia para obtener un pronunciamiento favorable de la Sala que obligue al juez a admitir la documentación y el testimonio del experto. La decisión del instructor supone una «flagrante indefensión» porque se limita las posibilidades de la investigada de probar sus afirmaciones, según el recurso. De igual modo, lamentan que el titular de Instrucción 18 no ha admitido ni una de las pruebas planteadas por las defensas pese a que pueden ser de relevancia en un hipotético juicio.

Fotos

Vídeos