García Reche se pone al frente de la Agencia de la Innovación, la 'conselleria extra'

La AVI cuenta con un presupuesto de 28 millones y Compromís mantiene el temor de que dispute a Economía las competencias

S. P.

valencia. Después de dos años de fuertes tensiones entre los socios del Consell, el principal responsable de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), Andrés García Reche, tomó ayer posesión como vicepresidente ejecutivo del nuevo organismo. El que fuera conseller de Industria socialista entre 1987 y 1993 se sitúa al frente de un ente considerado por los socios nacionalistas como «una consellería extra, al margen de los pactos y de las competencias repartidas y asignadas a Compromís», según admitieron ayer fuentes de Economía, conselleria que dirige Rafa Climent.

El presupuesto de la AVI para este año es de 28 millones de euros, una cantidad importante si se tiene en cuenta que para el estreno de la Conselleria de Transparencia se estableció un presupuesto de 24 millones. «Ha generado muchísima tensión. Por eso se retrasó varias veces la aprobación de su reglamento», admitieron fuentes del Bloc, que señalan que las competencias de la nueva agencia «las debería tener la conselleria de Climent», y que consideran que los socialistas «aprovechan nuestra debilidad». La AVI, que trabajará en estrecha relación con el Instituto Valenciano de Financias (ente también controlado por los socialistas desde Hacienda), depende de Presidencia, área completamente en manos del PSPV.

El jefe del Consell, Ximo Puig, presidió ayer en Alicante la toma de posesión de García Reche, y consideró la AVI como un proyecto «concebido desde la cogestión entre empresarios, sindicatos, agentes innovadores y actores del mundo de la innovación» y «solidificado en un acuerdo parlamentario que han suscrito cuatro grupos parlamentarios», con una «querencia de estabilidad en el futuro».

«Se trata de que sea un instrumento para varias legislaturas» porque el objetivo de cambiar el modelo económico «no se puede ligar a una legislatura», indicó Puig, quien recordó que García Reche «ya participó en la primera generación de políticas industriales que se hicieron en los 90», lo que supuso que en las quinielas previas al reparto de consellerias, al inicio de la legislatura, el nombre del exconseller sonase con tanta potencia que, finalmente, se ha convertido en el responsable de una 'conselleria extra'.

Fotos

Vídeos