La Fiscalía pide cuatro años de cárcel para Domingo Parra y la familia Calabuig por el caso Costa Bellver

Domingo Parra (d), a su llegada a la Audiencia Nacional en diciembre de 2013./EFE
Domingo Parra (d), a su llegada a la Audiencia Nacional en diciembre de 2013. / EFE

Aurelio Izquierdo, ex director general de Bancaja, será otro de los relevantes directivos que se sentarán en el banquillo de los acusados

S. P. Valencia

El ministerio público ha presentado su escrito de calificación en el que pide la apertura de juicio y una pena de cuatro años de cárcel para el exconsejero delegado de Banco de Valencia, Domingo Parra, y los hermanos Eugenio, Enrique, Pedro, Celia y Mercedes Calabuig. Se trata de los propietarios de Aguas de Valencia. La petición de la fiscalía, adelantada por el diario digital El Confidencial, está relacionada con la compra de participaciones en la inmobiliaria Costa Bellver, sociedad controlada por los Calabuig. Aurelio Izquierdo, ex director general de Bancaja, será otro de los relevantes directivos que se sentarán en el banquillo de los acusados con la misma amenaza de pena.

Todos están acusados de administración desleal. Los hechos se remontan a 2009. Las conclusiones de la acusación pública se desprenden del informe que en su día presentó el Banco de España al juzgado y del que ya informó LAS PROVINCIAS. La pericial concluye que la empresa tenía un valor de mercado de 28,1 millones de euros. Así, el valor unitario por acción de la empresa era en ese momento de 16.899 euros, frente a los 84.000 euros en torno a los que se movió la compra de acciones por parte de la caja, presidida entonces por José Luis Olivas, a la sociedad IF Agval, participada por el Banco de Valencia (en el que Bancaja era el accionista mayoritario) y la familia Calabuig, directamente y a través de Fucsa.

Más noticias sobre Domingo Parra

La valoración hecha por el Banco de España va en la línea de la denuncia del Frob, que ya señalaba en 2012 que Bancaja Hábitat había pagado por las acciones de Costa Bellver el triple que Agval en 2007, dos años antes de la operación y antes del estallido de la burbuja inmobiliaria. Según el Frob y las acusaciones, la familia Calabuig habría obtenido unas plusvalías de más de 66 millones de euros por medio de una serie de operaciones de las que no habría informado al consejo de administración del Banco de Valencia su consejero delegado y representante en IF Agval, Domingo Parra.

El informe del Banco de España señala que la crisis ya se apreciaba en ese momento en el mercado. De hecho, apunta que en los estados financieros de Costa Bellver "se observa que las ventas han descendido de 2008 a 2009, pasando de 7,6 millones a 969.137 euros". Sin embargo, también recoge que la fluctuación en el volumen de ventas no era algo extraño, ya que en 2007 (el último ejercicio antes de la crisis) las ventas de la firma habían sido de 83.751 euros frente a los 2,6 millones de un año antes.

Fotos

Vídeos