La Fiscalía pide 3.000 euros de multa para las acusadas por la «procesión del coño insumiso»

Procesión del "coño insumiso"./
Procesión del "coño insumiso".

Las tres acusadas participaron «en la exhibición pública, por las calles del centro, de una vagina de látex de grandes dimensiones, que portaban en andas»

EUROPA PRESSSevilla

La Fiscalía de Sevilla ha solicitado una condena de 3.000 euros de multa para las tres mujeres acusadas por la procesión de una vagina de plástico de un par de metros de altura a modo de Virgen en la manifestación del 1 de mayo de 2014 convocada por la Confederación General del Trabajo (CGT), conocida como "la procesión del coño insumiso".

En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, el Ministerio Público pide para cada una de las tres investigadas el pago de una multa de 3.000 euros -diez meses de multa con una cuota diaria de diez euros- por un presunto delito contra los sentimientos religiosos.

La Fiscalía relata que las tres acusadas participaron, con ocasión de la manifestación realizada en Sevilla el día 1 de mayo de 2014 y dentro de la convocatoria de lo que se llamó 'Aquelarre feminista', "en la exhibición pública, por las calles del centro, de una vagina de látex de grandes dimensiones, que portaban en andas, bajo el nombre" de 'Procesión de la anarcofradía del santísimo coño insumiso y el santo entierro de los derechos socio-laborales'.

A su juicio, con ello "se pretendía hacer mofa de los símbolos y dogmas" de quienes profesan la religión católica, punto en el que agrega que dicha estructura "estaba acompañada de todos los ornamentos que usualmente distinguen a las imágenes de representación de la Virgen María en los pasos que procesionan en la Semana Santa de Sevilla".

De este modo, estaba adornada "por un manto similar a los que normalmente se usan, portando flores en la base y estando vestidas las portadoras del mismo, bien con los capirotes que suelen usar los nazarenos, bien con la mantilla que, como señal de luto por la muerte de Jesucristo, es costumbre que lleven las mujeres que acompañan en Semana Santa las procesiones".

La Fiscalía agrega que, "además de utilizar dichos referentes estéticos de vinculación con imágenes religiosas indisolublemente unidas a la religión católica", las acusadas y sus acompañantes "profirieron a lo largo del recorrido, utilizando un megáfono, varias proclamas en las que, utilizando expresiones de muy diversos contenido, trataban de atacar las verdades inmutables que constituyen la base de la fe católica y burlarse de los referentes que dicho colectivo considera sagrados".

«Ridiculizar los dogmas católicos»

De este modo, se gritaron expresiones como 'La Virgen María también abortaría' o 'Vamos a quemar la Conferencia Episcopal', mientras que, "con la finalidad de ridiculizar los dogmas de la fe católica", imitaron varias oraciones como el Credo de los católicos y reprodujeron una oración que "emulaba" el Ave María.

La Fiscalía concluye diciendo que la "procesión", además de recorrer calles de gran afluencia, pasó por delante de varias iglesias y fue grabada en vídeo, siendo difundido el mismo en diversas páginas webs.

La pasada semana, la juez de Instrucción número 10 de Sevilla abrió juicio oral por un presunto delito contra los sentimientos religiosos contra las tres acusadas y les impuso una fianza de 3.600 euros.

Cabe recordar que, el pasado mes de abril, la juez Pilar Ordóñez procesó a las tres mujeres investigadas después de que la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla le ordenara reabrir la causa contra las mismas.

Fotos

Vídeos