La estructura comarcal del PSPV que pide Puig ya existe y está abandonada

La sede del PSPV en la calle Blanquerías.
La sede del PSPV en la calle Blanquerías. / damián torres

Sólo en cinco de las catorce secretarías generales se convocan con normalidad sus órganos de control y dirección

J. MOLANO

valencia. El candidato a la secretaría general del PSPV, Ximo Puig, reclama una nueva estructura interna del partido en las tres provincias de la Comunitat para recuperar la organización comarcal y acabar con las ejecutivas provinciales. Sin embargo, esa configuración por comarcas ya existe y se encuentra abandonada bajo su actual liderazgo. Tanto es así que sólo en cinco de las catorce secretarías generales comarcales sus órganos de control y dirección se convocan con normalidad: Horta Sud, Utiel-Requena, Ribera Alta, Ribera Baixa y Costera-Canal. En las demás, su situación de dejadez es notable.

En la comarca socialista de Camp de Morvedre, han pasado cinco meses desde la última reunión de su ejecutiva. Mientras que el comité comarcal hace más de un año que no se convoca. En Camp de Turia existe una gestora desde el año 2015, tras la dimisión del alcalde de Serra, Xavi Arnal, y solamente se han convocado dos comités locales en cinco años, el de constitución y el de aprobación de las listas electorales. Por su parte, en Hoya de Buñol-Chiva nunca se ha convocado un comité comarcal. Una gestora dirige el órgano desde 2014 debido a la dimisión del secretario general, quien ahora realiza trabajos para fundaciones cercanas a Podemos.

En Horta Nord, la última reunión de su comité fue en octubre del año pasado y en contra de la voluntad del secretario general. Más de un 20% de sus integrantes reunieron firmas para obligarle a convocarlo. En Safor-Valldigna la dirección comarcal no se ve las caras desde hace casi dos años y, por tanto, tampoco lo ha hecho su comité.

Al bucear en el funcionamiento de una estructura descuidada en el actual PSPV, encontramos que en la comarca de Serranos-Rincón de Ademuz, tras la dimisión de Manolo Civera como secretario general por ser nombrado candidato a la alcadía de Llíria, se han sucedido las gestoras, hasta el momento dos, al haberse dado de baja del partido la anterior presidenta de la dirección provisional, Teresa Prieto.

En Valencia ciudad, los órganos de control y dirección se convocan con cierta normalidad, pero hace siete meses que no se reúne la ejecutiva -la última vez fue en diciembre de 2016-. En Vall d'Albaida nunca se ha convocado ni un solo comité y tampoco una reunión de la ejecutiva. Mientras que en Valle de Ayora no ha sido posible recabar información contrastada sobre su situación actual.

Fotos

Vídeos