La ejecutiva federal del PSOE ya marca distancias con el alcalde de Alicante

Patxi López, ayer en Valencia. / efe/kai Försterling
Patxi López, ayer en Valencia. / efe/kai Försterling

Ferraz se dirige a Echávarri y le pide un informe para que aclare qué decisiones piensa adoptar ante su situación judicial

F. M.

valencia. El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, unió ayer a su ya delicada situación política y judicial un nuevo motivo de preocupación. La dirección federal del PSOE le enseñó por primera vez la puerta de salida -lo hizo una de sus figuras más destacadas, Patxi López- y se dirigió a él para que remita un informe sobre su actual situación, política y judicial, y las decisiones que piensa adoptar a corto y medio plazo.

López, secretario de Política Federal del PSOE, fue preguntado en Valencia por el alcalde de la quinta ciudad de España y capital valenciana más importante de las que gobierna su partido. «Si alguien tiene una imputación tendrá que adoptar las decisiones que corresponden», dijo. Tras participar en un congreso sobre autogobierno, López se refirió a la doble condición de procesado e imputado de Echávarri -lo primero por presunto fraccionamiento de contratos, y lo segundo por el despido de una trabajadora del Ayuntamiento de Alicante- y a la negativa a dimitir expresada por Echávarri. López remarcó que el partido socialista es «muy claro en estas situaciones», y subrayó que si alguien tiene una imputación «y una acusación seria por parte de la Fiscalía» e irá a juicio, «tendremos, o él mismo tendrá que adoptar las decisiones que corresponden».

El aviso de López, el primero de un miembro de la dirección federal del PSOE, se suma a una decisión adoptada por la cúpula del partido. Ferraz se ha dirigido al alcalde de Alicante -a través de la secretaría de Organización que dirige José Luis Ábalos- para recabar información sobre la situación en que se encuentra Echávarri. El informe, que se solicita al propio primer edil alicantino, debe servir para aclarar cuál es la situación política y judicial del alcalde -ha decidido gobernar en solitario, con sólo seis de los 29 concejales del consistorio-, así como para tomar nota de cuáles son las intenciones de Echávarri en el caso de que fracase su último recurso y tenga que sentarse en el banquillo.

Más

Fotos

Vídeos