Educación afirma que obedeció al TSJ y paralizó el plurilingüismo

EP ALICANTE.

El conseller de Educación, Vicent Marzà, defendió que el Consell cumplió los autos dictados por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TJSCV) y «en el minuto cero», cuando el tribunal ordenó la suspensión cautelar del decreto de plurilingüismo, y «no era ni una sentencia firme», paralizó su aplicación y siguió trabajando en que «lo importante no es el instrumento, sino el objetivo» de que los alumnos aprendan tres lenguas.

Marzà se pronunció en estos términos a preguntas de los medios en Alicante sobre la petición para que presente su dimisión, formulada por la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, porque considera que no respetó los dictámenes del TSJCV. Al respecto, el titular de Educación recalcó: «Desde el primer momento hemos cumplido los autos del Tribunal», al tiempo que apuntó que el objetivo es que los niños «aprendan tres lenguas», circunstancia que «no ha pasado hasta ahora».

El conseller de Compromís incidió en que hay «una infinidad» de niños que no hablan inglés, «decenas de miles» que no hablan valenciano y «absolutamente ninguno» que no hable castellano. «Por lo tanto, lo que debemos hacer es tener un instrumento al servicio de los ciudadanos para que se aprendan las tres lenguas y que se dominen de forma efectiva».

«Esa es la voluntad que tiene este Gobierno», añadió y precisó: «Es lo que hemos hecho y hemos trabajado con total transparencia y lealtad con todas las instituciones; cumpliendo con todo lo que ha dicho el TSJCV y, al mismo tiempo, poniendo por encima de todo el interés de los estudiantes y el derecho a aprender diferentes lenguas». Vicent Marzà indicó que el actual Consell es el que «más ha hecho» por el aprendizaje del inglés y afirmó que «ahora mismo hay más de 10.000 profesores formándose en inglés; hay 300 auxiliares de conversación nativos, que están en los colegios públicos ayudando a aprender inglés».

Fotos

Vídeos