El director de Las Naves no dimite y València en Comú hará oficial hoy su despido

Rafael Monterde, ex director gerente las fundaciones InnDEA y Crea. / irene marsilla
Rafael Monterde, ex director gerente las fundaciones InnDEA y Crea. / irene marsilla

El patronato de la fundación InnDea se reunirá con carácter urgente para cesar al gerente involucrado en el caso Cooperación

J. MOLANO

valencia. El gerente de las fundaciones municipales de Valencia InnDEA y Crea, Rafael Monterde, anunció ayer que no piensa dimitir como director de Las Naves porque no está ni ha estado investigado por un juez «en ningún momento». Pasó por alto el ultimátum que le dio el concejal de Innovación y portavoz de València en Comú, Jordi Peris, el pasado domingo tras conocerse la vinculación de su hombre de confianza con el caso Cooperación: o renunciaba por iniciativa propia o, de no hacerlo, se procedería a su cese.

Ante la negativa de Monterde, Peris acordó ayer con el alcalde de Valencia, Joan Ribó, y la portavoz municipal del PSPV, Sandra Gómez, relevarle de sus funciones. La destitución se hará oficial hoy tras la reunión extraordinaria y urgente del patronato de la fundación InnDEA, que tiene como puntos en su orden del día el cese del director gerente e iniciar los trámites «para la provisión del puesto a través de un procedimiento con publicidad y concurrencia». La implicación de Monterde en el caso Cooperación -que se ha saldado con la condena a seis años de prisión para el exconseller de Solidaridad Rafael Blasco- fue el motivo de que el concejal de Innovación pidiera su salida. El gerente fue el encargado de realizar los criterios de valoración que dieron pie a la trama corrupta de las oenegés y, además, su imagen pública quedó en entredicho después de que saliera a la luz el contenido de varios correos electrónicos que demuestran su estrecha relación con Marc Llinares, uno de los presuntos cabecillas de la trama que se apropiaba de ayudas de la Generalitat al desarrollo.

«No estoy ni he estado imputado en ningún momento. Si lo hubiera estado, inmediatamente hubiera sido yo mismo el que renunciara, sin dudarlo ni un minuto», resaltó Monterde en un comunicado, en el que añadió que hace una año declaró como testigo en el caso Cooperación y, una vez terminado el proceso de instrucción, tanto el fiscal, como la jueza y las acusaciones consideraron que su actuación no era motivo de imputación. «Quizá cabe preguntarse por qué se publican ahora ciertas partes del sumario y a qué intereses responde», recalcó, y cree que el «revuelo causado estos días va mucho más allá» de su persona y «perjudica innecesariamente» al proyecto de Las Naves.

La gestión de Rafa Monterde al frente de Las Naves ha cosechado las críticas de numerosos colectivos culturales valencianos. El centro municipal nació en 2011 y se convirtió en sede de la Asociación de Diseñadores de la Comunitat, la Associació Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC), el Colegio de Diseñadores de Interior de la Comunitat, el Colegio Oficial de Publicitarios y Relaciones Públicas de la Comunitat y, desde principios de 2015, al Grup Instrumental de València. Con su llegada Monterde cambió el funcionamiento de Las Naves, como avanzó LAS PROVINCIAS en el pasado noviembre, y decidió que las instalaciones no funcionarían como sede fija de entidades y supeditó la permanencia en el pabellón a las actividades de los colectivos.

Todas las asociaciones, salvo los diseñadores, abandonaron el centro. En un comunicado, la AVVAC denunció que había sido «desahuciada», criticó la «ineficacia» y «falta de diálogo» de los responsables y lamentó «la ocupación total de Fundación InnDEA en las Naves». La AVVAC no ha sido la única entidad que públicamente ha cuestionado la gestión de Monterde. La empresa adjudicataria de la cafetería, Bluelbell Coffe, denunció «vulneración de derechos» y acciones encaminadas a «extorsionar». El gerente rescindió el contrato del bar.

El proyecto artístico de Las Naves también se debilitó con el cierre del teatro Espai Mutant. Una filtración de agua tras las precipitaciones del pasado noviembre obligaron a dejar sin uso el escenario hasta que se reparara el suelo de madera. Se cancelaron espectáculos, se indemnizó a compañías y se perdió prácticamente la temporada escénica. Siete meses después de las lluvias, el teatro de las Naves continúa clausurado y sin haber sido reparado.

Fotos

Vídeos