Empar Marco: «Es complicado que la nueva RTVV empiece a emitir antes de fin de año»

Empar Marco, en Les Corts. /Efe
Empar Marco, en Les Corts. / Efe

La directora general de la nueva radiotelevisión valenciana ha defendido en Les Corts la necesidad de una plantilla de 500 personas para dar un servicio público «digno» y «moderno»

EFEVALENCIA

La directora general de la nueva radiotelevisión valenciana, Empar Marco, ha afirmado hoy que es "complicado" que la nueva cadena pública empiece a emitir antes de que acabe el año, pues aún no dispone de personal, contenidos nuevos, equipamiento tecnológico adecuado o un edificio "habitable".

"Tenemos muchas ganas de empezar a emitir", ha dicho Marco en la comisión de Radiotelevisión Valenciana de Les Corts, donde ha defendido la necesidad de una plantilla de 500 personas para dar un servicio público "digno" y "moderno", y ha asegurado que la relación de puestos de trabajo se ha hecho "con rigor" y no "a ojo".

Dicha relación de puestos no se ha hecho "para favorecer a nadie ni para crear ningún monstruo", ha afirmado Marco, quien ha aseverado que no quiere repetir los "errores" que llevaron a RTVV al "fracaso", y ha asegurado que se colarán por "cualquier rendija" que, con garantías, permita acortar los plazos de emisión.

Sobre la bolsa de trabajo temporal, ha recordado que fueron Les Corts las que fijaron en la ley una preferencia para los extrabajadores de RTVV, mientras que ha precisado que su interés es convocar las pruebas selectivas "lo más pronto posible", si es posible en un año, para dar "seguridad a la plantilla".

Nueva RTVV

Esperan concluir la liquidación antes de fin de año

Los miembros del consejo de liquidación de la antigua Radiotelevisión Valenciana (RTVV) esperan concluir el proceso liquidador en el último trimestre de este año, "si no surgen problemas", y en todo caso hacerlo antes de final de año.

Así lo han manifestado durante su comparecencia ante la comisión, donde han destacado que ya han transcurrido tres años desde la apertura de la liquidación y las circunstancias "son cada vez más manejables", sobre todo después de que la Audiencia Nacional avalara en enero el despido colectivo.

Según han precisado, se está ya en la "recta final" de la liquidación, que concluirá con la cesión de los activos a la Generalitat, y el "único obstáculo importante" en estos momentos son los resultados de las auditorías sobre las cuentas, que están ya en poder de la Intervención, y si será necesario reformularlas.

Los liquidadores -Francisco Gómez, Ignacio Baixauli y Agustín Arenas- han explicado además que "en un futuro cercano" está previsto ceder una parte de las instalaciones del centro de producción de Burjassot a Radiotelevisión Española, e incluso la Generalitat está negociando que pueda haber alguna delegación de televisiones sudamericanas.

Sobre las cuentas anuales de 2015 han dicho que están presentadas en el registro y pendientes de depósito; que las de 2016 están en proceso de aprobación -actualmente en fase de auditoría-, y creen que no es necesaria una auditoría de 2017, pues la legislación mercantil no lo exige y bastaría con una revisión contable.

Los liquidadores han admitido que no les gusta que "tarden tanto" las auditorías y en ser aprobadas las cuentas, y han anunciado que al final harán balance de cuánto ha costado la liquidación.

Asimismo, han explicado que hay unos ingresos de 400.000 euros anuales por la cesión de la red de repetidores a entidades privadas, que pagan con una puntualidad "extrema".

Han precisado que se han reducido los litigios de los extrabajadores y prácticamente no hay nuevos, mientras que bastantes de estos expedientes han quedado suspendidos a la espera de que se resuelva el recurso de casación a la sentencia de la Audiencia Nacional, lo que puede tardar "meses o incluso años".

Finalmente, han reiterado que han encontrado muchos obstáculos a su trabajo, empezando por la falta de información y ausencia de trabajadores que conocieran los archivos, por lo que "no ha sido nada fácil" una labor en la que solo han contado con una ayuda "altruista y ocasional" de algunos extrabajadores.

El PP ha criticado que el arrendamiento de despachos en el edificio de RTVV en Burjassot a la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación ha costado a los valencianos desde diciembre 700.000 euros, por lo que sería "más barato" reunirse en un hotel, a lo que los liquidadores han replicado que es una cantidad "elevada", pero no es comparable el edificio con otros.

Fotos

Vídeos