La Diputación pagó facturas por hacer de guía en exposiciones cerradas

El diputado de Cultura, Xavier Rius, y el director del MuVIM, Rafa Company. / DAMIÁN TORRES
El diputado de Cultura, Xavier Rius, y el director del MuVIM, Rafa Company. / DAMIÁN TORRES

Los pagos realizados a la cuñada del asesor de Rius corresponden a meses durante los cuales el museo había suspendido las visitas guiadas

D. Burguera
D. BURGUERAValencia

La Diputación de Valencia pagó facturas en 2016 por un servicio, el de las visitas guiadas en el MuVIM, que no cuadra con los periodos durante los cuales el mismo museo señala que recibió el servicio. Los pagos se realizaron a Eva María M. H., administradora solidaria de la empresa Somnis. Entre 2015 y 2017, esa firma recibió el encargo de realizar este trabajo de guías mediante la fórmula de contratos menores. Este tipo de adjudicaciones no precisan de concurso público, son a dedo. La dirección del MuVIM encargó el trabajo a Somnis, así como a Francisco R. P., otro adjudicatario de ese mismo servicio, que además es el marido de Eva María y también es administrador de Somnis. Igualmente, Francisco es hermano de Juan Manuel R. P., que trabajó como asesor directo de Xavier Rius, diputado de Cultura y dirigente de Compromís de quien depende el museo. Existe un descuadre en el relato de la dirección del museo sobre el tiempo que la exposición permaneció abierta en 2016, los pagos que realizó por este servicio y el listado de facturas que el MuVIM facilitó a la oposición.

A la cuñada del asesor de Rius se le pagaron cinco facturas por los meses de julio, agosto, septiembre y octubre del año 2016, por un total de algo más de 17.000 euros y en concepto de «servicio de actores-mimos en exposición permanente». Algunas de las cantidades cobradas coinciden exactamente (euro a euro y céntimo a céntimo) con otras facturas abonadas a su marido por el mismo concepto, servicio de actores, y que en los decretos de pago resueltos por la Diputación se especifica que se desembolsan «por el concepto de 'Servicio de actores-mimos en exposicion permanente'» en los meses de abril y mayo de 2016. Sin embargo, en el resumen de facturas que el MuVIM facilitó la semana pasada a los diputados del PP que reclamaron información sobre los contratos adjudicados a Somnis y sus administradores, se indica que de mayo a diciembre de 2016 se realizaron obras y pruebas en la exposición permanente. Es decir, la muestra permaneció cerrada. De hecho, según ese mismo resumen entregado a la oposición, «durante más de la mitad del año 2016 no hubo ningún cargo al presupuesto del MuVIM en concepto de retribución de mimos».

El PP formuló el pasado jueves un recurso contencioso administrativo al considerar que se le había negado el derecho a la información. La Intervención de la Diputación no le entregó las facturas físicas relacionadas con estos servicios de guías del museo. Los populares reclamaron la documentación, siempre según el recurso que han presentado en el juzgado, y al intentar comprobar que las facturas físicas corroboraban los datos que les había suministrado el museo se encontraron con la negativa de los auditores.

Cinco facturas por 17.000 euros se pagaron por el servicio en meses que el museo cerró la exposición

En el listado de facturas que se facilitó a los populares hay extrañas coincidencias. Se pagan a la empresa Somnis (5.789,85 euros) en concepto de 'Servicio de actores' y señalando que el mes facturado es enero. Lo mismo ocurre cuando se atiende un pago presentado por Francisco R. P. (administrador de Somnis), por el mismo concepto ('Servicio de actores') solo que en el mes de abril, por la misma cantidad (5.789,85 euros). Hasta ahí todo relativamente correcto (resulta sorprendente que se pague en diferentes meses por lo mismo a dos beneficiarios diferentes que, en realidad, son el mismo). Sin embargo, posteriormente se produce una situación difícilmente explicable. Eva María M. H. (también administradora de Somnis) es la beneficiaria de un pago por la misma cantidad que los realizados anteriormente a su marido y a su empresa (5.789,85 euros) por el mismo concepto que anteriormente ('Servicio de actores') pero el mes facturado es agosto.

La exposición permanente del MuVIM permaneció cerrada en agosto de 2016, según el relato que la dirección del museo entregó a la oposición en un documento que obra en poder de LAS PROVINCIAS. Y no solo ese mes. La Diputación también pagó por el mismo concepto ('Servicio de actores') una relación de servicios facturados en julio, septiembre y octubre de ese mismo año, periodos en los que la exposición permanente también estaba cerrada y en los que la cuñada del asesor de Rius en aquel momento (Juan Manuel R. P. trabajó para el área de Cultura de la Diputación de Valencia entre agosto de 2015 y hasta octubre de 2016, según fuentes de Compromís) cobró también cifras idénticas a las que aparecen pagadas tanto a su marido como a su empresa en otros meses. Siempre bajo el concepto 'servicio de actores'. Rius no ha explicado el porqué de esta situación y considera que lo importante es que la exposición permanente está ahora abierta y que desde finales de este año el servicio se adjudicó por concurso público.

Fotos

Vídeos