La Diputación despide al funcionario que cobró diez años sin ir a trabajar

EP VALENCIA.

La Diputación de Valencia decidió despedir por «dejación de funciones» y por haber cometido una «falta muy grave» al funcionario de esta institución, Carles Recio, que supuestamente estuvo cobrando diez años como jefe de Unidad de Actuación Bibliográfica, sin trabajar.

Esta medida se adoptó a partir de la resolución del expediente disciplinario a este funcionario de carrera incoado por la Diputación tras conocer que posiblemente estaba cobrando sin acudir a su puesto de trabajo. El expediente se abrió tras una denuncia periodística el pasado mes de enero sobre la conducta del funcionario.

A la vez que a Recio, la Diputación de Valencia abrió expediente disciplinario a su superior, María José Gil Martínez, por acción y por omisión ante las reiteradas y continuadas ausencias del empleado a su puesto de trabajo. La actuación de Gil también podría constituir faltas de carácter grave o muy grave. Su expediente está todavía abierto y, por tanto, pendiente de resolución.

Fotos

Vídeos