La Diputación de Valencia también contrató con la cuñada del dirigente de Compromís

Rafa Company, el director del MuVIM, junto al responsable de Cultura de la Diputación de Valencia, Xavier Rius. / Damián Torres
Rafa Company, el director del MuVIM, junto al responsable de Cultura de la Diputación de Valencia, Xavier Rius. / Damián Torres

El responsable de Cultura de la corporación aprobó el pago de facturas a nombre de la mujer del hermano del teniente de alcalde de Paterna

BURGUERA Valencia

La relación de contratos a dedo y facturas que vincula a la Diputación de Valencia con la empresa Somnis y uno de sus administradores, Francisco Ramón Paul, hermano de un dirigente de Compromís, Juan Manuel Ramón Paul (actual teniente alcalde de Paterna), alcanza también a la cuñada del político nacionalista.

Juan Manuel Ramón Paul ejerció algo más de un año de asesor del diputado de Cultura, Xavier Rius, entre 2015 y 2016, periodo durante el cual se emitieron facturas de servicios contratados a dedo por el MuVIM (principal museo de la corporación provincial) tanto a nombre de la empresa Somnis, como de uno de sus administradores (Francisco Ramón Paul, hermano del asesor de Compromís y ahora teniente alcalde) y también de la otra propietaria de la firma (Eva Maria M. H., casada con Francisco y cuñada de Juan Manuel).

En contexto

La firma prestó entonces, igual que había hecho antes e hizo después de la salida de Juan Manuel Ramón, servicios de guía acompañamiento en el MuVIM. Sin embargo, en un tiempo en el que las incompatibilidades y la transparencia se miran con lupa, sorprende la relación directa familiar entre el asesor de Rius, responsable de Cultura en la Diputación, y una empresa receptora de contratos a dedo que, correlativamente, se sucedieron para prestar los mismos servicios en el MuVIM, pero adjudicados en unas ocasiones a Somnis y en otras a Francisco Ramón, uno de sus administradores, mientras que la otra administradora, Eva Maria M. H., fue beneficiaria personal del pago de facturas por un importe exactamente igual (euro a euro y céntimo a céntimo) que la adjudicación a dedo a su marido y hermano del asesor de Rius, que también es el portavoz de Compromís en la Diputación de Valencia.

La Diputación niega la relación del exasesor y los contratos y señala a la dirección del MuVIM

Desde el PP se anunció el miércoles que llevarán a los tribunales esta relación de contratos menores (a dedo) por sospechar de presuntas irregularidades, supuesta fragmentación e intento de ocultar el beneficiario real de las adjudicaciones. Fuentes populares calculan que entre encargos a Somnis y contrataciones directas con el hermano y la cuñada del actual teniente alcalde de Paterna, en dos años se han superado los 76.000 euros por servicios al MuVIM. Las dos facturas a nombre de ella superan los 6.000 euros.

La Diputación emitió ayer una nota donde se pretende recalcar que los servicios que anteriormente se contrataron con Somnis y, a título personal, con sus administradores, ya están regularizados con una «adjudicación definitiva».

Con un lenguaje administrativo verdaderamente peculiar («hay que estudiar mucho para entenderlo», admitió ayer un miembro del equipo de Gobierno de la Diputación), el comunicado explica que «mediante los procedimientos legales adecuados se contrató una empresa» durante un periodo «de apertura provisional para hacer pruebas y algunas mejoras», desde finales de 2016 hasta febrero de 2017. Y que «en cuanto a las cuestiones que de manera interesada han surgido relacionando la empresa contratada de manera temporal (Somnis) con uno de los asesores de la Diputación (Juan Manuel Ramón), remarcar y aseverar que nada tiene que ver en este proceso de contratación, por ámbito de gestión y funcional de esta persona (asesoramiento directo al diputado Rius), y por las fechas y datos ya aportados (ya estaban trabajando muchos años antes de su nombramiento)». En el comunicado se cita hasta tres veces que la contratación se produjo «a propuesta de la dirección del museo» (a cargo de Rafa Company), una serie de adjudicaciones a dedo por un mismo servicio que se realizaron, primero, a nombre de Somnis y, posteriormente, se prorrogaron con Francisco Ramón como beneficiario directo y personal, sin señalar que era administrador de la primera firma adjudicataria, un 'modus operandi' que se prorrogó con pagos por decretos más allá de ese periodo de aperturas y pruebas a los que se refiere la Diputación de Valencia.

Más

Fotos

Vídeos