«Habrá un antes y un después tras la muerte de Diana»

Un mes después de que el asesino de su hija fuese capturado, el padre de Diana Quer regresó ayer a A Pobra para agradecer a sus gentes el cariño demostrado «durante estos 500 días de calvario». Tras una misa en la iglesia del pueblo en la que estuvo acompañado por el presidente de la Xunta y representantes de los cuerpos policiales que investigaron la desaparición, Juan Carlos Quer aseguró que tras de la muerte de Diana «habrá un antes y un después» e invitó a sumarse a la campaña por mantener la prisión permanente revisable.

Fotos

Vídeos