El despido del director de Las Naves agrava la crisis en València en Comú

El ex director gerente de Las Naves, Rafael Monterde.
El ex director gerente de Las Naves, Rafael Monterde. / irene marsilla

La figura de Jordi Peris como portavoz de la plataforma y concejal de Innovación queda debilitada tras la salida forzada de uno de sus hombres de confianza

J. MOLANO / AGENCIAS

valencia. El patronato de la fundación del Ayuntamiento de Valencia Las Naves aprobó ayer en sesión extraordinaria y urgente, como ya adelantó este periódico, el cese de su director gerente, Rafael Monterde, por su supuesta vinculación con la trama de desvío de subvenciones que se investiga en el caso Cooperación. La destitución se aprobó con el apoyo de todos los grupos municipales excepto el PP, que se abstuvo, y además se acordó abrir un concurso público para nombrar sustituto, con la previsión de que esté resuelto a principios de septiembre.

El concejal de Innovación y portavoz de València en Comú (ValC), Jordi Peris, había solicitado a Monterde que presentara su renuncia o se procedería a su cese tras las informaciones periodísticas que le vinculaban con la organización que desvió dinero de ayudas de una ONG investigada en el caso Cooperación.

Tras la destitución de Monterde, la figura de Peris queda debilitada. Fue el edil quien designó a dedo al ya exgerente de La Naves para ese puesto como uno de sus hombres de confianza. Un hecho que puede pasarle factura tanto dentro de la plataforma -conformada por independientes, Podemos y la corriente Més en Comú- como en el Consistorio. Las fuentes consultadas aseguran que la situación en ValC podría agravarse y, como ya ocurriera el pasado mes de marzo cuando la confluencia afrontó un proceso de refundación, el relevo institucional y orgánico de Peris estaría cerca.

A raíz de que saliera a la luz que Monterde estaba involucrado en el caso Cooperación, desde Més en Comú, que encabeza el ex de EUPV Manolo Colomer, fueron duros con la labor de Peris en el ayuntamiento y el de sus personas de confianza, en especial con Monterde. Desde la plataforma se señaló además a Jaime Paulino, secretario general de Podemos en la ciudad de Valencia, como responsable junto a Peris del mantenimiento de Monterde al frente de Las Naves el último año.

Al término de la reunión del patronato, que duró una hora, Peris indicó que cree la versión de Monterde de que no colaboró con la trama, sino que facilitó información relativa a «corruptelas del PP en esta materia», pero «aun así» las formas en que se producía esa relación «hacen inviable su continuidad» como director de la fundación.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, usó los mismos argumentos que Peris. Justificó la destitución de Monterde por «cuestiones estéticas» y negó que se trate de un tema de corrupción. Por su parte, la concejal del PP Beatriz Simó explicó la abstención de su grupo porque también se abstuvieron cuando se nombró a Monterde, ya que es potestad únicamente del concejal Peris decidir «en quién confía y, en este caso, en quién ha perdido su confianza», la cual es «puramente política».

Simó indicó además que esa pérdida de confianza no se ha debido a su gestión, sino a una cuestión «absolutamente externa y anterior a su entrada en la fundación», y pidió que haya otra reunión del patronato para dar cuenta de su gestión, que a su juicio está «llena de irregularidades, opacidad y falta de transparencia».

El portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, lamentó que el alcalde no haya asistido a la reunión y consideró que la «regeneración» y la transparencia «cuesta mucho» que llegue Ayuntamiento.

Más

Fotos

Vídeos