El PP denuncia la Oficina de Derechos Lingüísticos ante Protección de Datos

El PP denuncia la Oficina de Derechos Lingüísticos ante Protección de Datos

María José Ferrer San-Segundo argumenta que «no consta la inscripción del alta del fichero de datos de carácter personal de la oficina, que está operativa desde diciembre»

EFEValencia

El PP denunciará ante la Agencia Española de Protección de Datos la Oficina de Derechos Lingüísticos "porque no consta la inscripción del alta del fichero de datos de carácter personal de la oficina, que está operativa desde diciembre, en el Registro General de Protección de Datos".

Así lo ha anunciado la portavoz de Justicia del PP en Les Corts Valencianes, María José Ferrer San-Segundo, en un comunicado, en el que ha considerado que no es posible que se hagan las cosas "tan mal como las hace el Botànic, si no es a conciencia". "No se puede tener ya vigente hace dos meses una Oficina con un registro, donde se inscriben datos de todo tipo, personales e incluso pretendidas infracciones de derechos, sin ni siquiera darlo de alta en la Agencia de Protección de Datos", ha manifestado.

La portavoz popular de Justicia ha afirmado que "a la negligencia y la ilegalidad, se suma la intención de que no haya control sobre unos datos acerca de buenos y malos valencianos que se manejen en la oficina lingüística".

Ha recordado que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha admitido a trámite las alegaciones presentadas por el grupo parlamentario popular contra el decreto de creación de esta oficina de derechos lingüísticos y ahora trasladan a la Agencia de Protección de Datos "esta nueva posible ilegalidad".

Ferrer San-Segundo ha anunciado que el PPCV "va a seguir en este tema" y el Gobierno valenciano "no nos va a callar", ha advertido. "El Consell busca la fractura social e imposibilitar la pacífica convivencia de la sociedad valenciana. Lo está haciendo en todas sus iniciativas y también con este decreto", ha denunciado.

La parlamentaria popular ha acusado al president de la Generalitat, Ximo Puig, de querer crear "vigilantes, comisarios lingüísticos, una especie de policía de hablar correctamente Botànic, imponiendo e internándose en ámbitos donde no tienen competencias". EFE<

Fotos

Vídeos