Las defensas buscarán rebatir la doble atribución de malversación

La Fiscalía ha hecho suyo el criterio inicial de la Generalitat de atribuir dos delitos diferenciados a los acusados

EFE VALENCIA.

En las próximas sesiones del juicio, las defensas de los acusados de Emarsa intentarán rebatir la doble atribución que defiende en la actualidad el ministerio público.

A diferencia del inicio de la causa, la fiscal ha optado por atribuir dos delitos de malversación diferenciados (uno en el «negocio» de las obras y servicios en Emarsa y otro el del incremento injustificado del coste del tratamiento de los lodos) a Cuesta y Crespo, una tesis que sostuvo de inicio la Abogacía de la Generalitat, que ejerce como acusación particular.

Las defensas centrarán buena parte de sus esfuerzos a partir de mañana en rebatir este criterio jurídico, pues según explicaron a EFE se debería haber solicitado una pena por malversación continuada en lugar de dos delitos de malversación, una opción que, en su opinión, contraviene el artículo 74 del Código Penal.

En la sesión de ayer, la mayor parte de las defensas elevaron a definitivas sus conclusiones (que serán leídas con mayor detalle en la fase de informes que empieza mañana), si bien el letrado de Jorge Ignacio Roca, empresario a cuyo nombre figuran la mayoría de empresas que facturaron actividades a Emarsa, pidió a la sala que tenga en cuenta que su defendido ya ha sido juzgado y condenado a 10 meses por falsedad en Moldavia, por lo que solicitó que «a lo sumo» sea condenado por administración desleal.

«Mi defendido era un mero facturero que desconocía el carácter público de Emarsa, por lo que pido que se le apliquen las atenuantes de reconocimiento de los hechos que se van a aplicar al resto de acusados», manifestó el abogado de Roca.

Fotos

Vídeos