La cúpula del PSPV teme «una guerra» en las primarias comarcales

Reunión de la ejecutiva del PSPV. / j. monzo
Reunión de la ejecutiva del PSPV. / j. monzo

La dirección socialista reconoce que las elecciones internas se desarrollan «con más tensión de la necesaria» y pide calma a la militancia

BURGUERA

valencia. La cúpula autonómica del PSPV hace un llamamiento a la calma a su militancia para que no convierta las primarias en las comarcas en un ring de boxeo. Una cosa es la democracia interna y otra que los socialistas de base se vengan arriba y conviertan el pulso por el liderazgo orgánico en un baño de sangre política. Habrá candidaturas enfrentadas en 14 de las 26 demarcaciones comarcales del partido en la Comunitat, mientras que en las otras doce habrá lista única, según informó ayer el portavoz del partido, Jorge Rodríguez. La ejecutiva nacional de la formación que lidera Ximo Puig teme que la sangre llegue al río a causa del fuego amigo, y sólo queda año y medio para elecciones.

El portavoz del PSPV compareció ayer en rueda de prensa para comentar la actualidad informativo y aprovechó para pedir calma a los suyos y recordarles que el rival está enfrente y no en casa. Rodríguez hizo un llamamiento para que esos procesos de elección interna de líderes orgánicos se vivan como «una elección democrática» donde la prioridad sea debatir sobre las ideas y los proyectos de cada candidato para el partido, y no se vivan como un enfrentamiento entre enemigos. El presidente de la Diputación de Valencia y alcalde de Ontinyent reconoció que en Blanquerías se está detectando que a veces hay «más tensión de la necesaria».

«Madurez suficiente»

La lucha por el liderazgo en la capital del Turia entre Sandra Gómez y Maite Girau, compañeras y concejalas del PSPV en el Ayuntamiento de Valencia ha comenzado a endurecerse. Preguntado Rodríguez por esa escalada en los discursos de las primarias de la ciudad de Valencia, así como en otras demarcaciones de la Comunitat, Rodríguez, en su calidad de portavoz del PSPV, manifestó ayer que estos procesos para que la militancia decida al líder «siempre se viven» con inquietud, si bien reclamó a los diferentes contendientes «la madurez suficiente» para que se conviertan en un proceso de ideas y no de descalificaciones.

«Confío en que las personas sepan confrontar las ideas» porque se trata de una pugna, según comentó el portavoz del PSPV, entre personas que forman parte del partido y tienen una manera común de ver la política, teóricamente, por lo que no vería «oportuno» que se produjeran «guerras sangrantes» sino, al contrario. El alcalde de Ontinyent apeló a que las primarias se conviertan en un momento de reflexión y de oportunidad «para relanzar» el partido en los ámbitos comarcales.

Sobre si se está reproduciendo la batalla que hubo entre los partidarios de Pedro Sánchez y los de Ximo Puig, el portavoz de los socialistas valencianos contestó que son casuísticas diferentes y que hay que trabajar por cada uno de los candidatos que son elegidos. En caso contrario, «nos hacemos un flaco favor a nosotros mismos», advirtió Rodríguez, para quien lo «esencial es que entendamos que puede haber un debate sano de ideas que no puede devenir en una descalificación continuada, y cuando se elige a Pedro Sánchez, hay que trabajar por Pedro Sánchez, cuando se elige a Ximo Puig, hay que trabajar por Ximo Puig, y cuando se elige a Mercedes Caballero -secretaria provincial de Valencia-, hay que trabajar por Mercedes Caballero».

Rodríguez afirmó que las primarias deberían ser «genéricas» en todos los partidos puesto que esa «madurez democrática» incluye vivir el proceso como «enriquecedor».

Fotos

Vídeos