Dos cruceros desvían su ruta desde Barcelona y hacen escala en Valencia

El Mein Schiff 5, en la nueva terminal de Valencia. / irene marsilla
El Mein Schiff 5, en la nueva terminal de Valencia. / irene marsilla

La crisis abierta por el movimiento soberanista hace que los buques, con una capacidad de 5.290 pasajeros, eviten recalar en Cataluña

P. M.

valencia. Las manifestaciones y disturbios acaecidos en Barcelona han tenido un efecto colateral en Valencia. Dos cruceros, el Mein Schiff 3 y el Mein Schiff 5, recalaron el pasado domingo y ayer en el puerto de la capital de la Comunitat al ser desviados de su rumbo original por las compañías y evitar la Ciudad Condal como escala.

La cuestión es importante para el turismo de Valencia, dado que entre los dos buques suman una capacidad de 5.290 pasajeros, pero también porque dan la oportunidad a la compañía propietaria y a los viajeros de conocer los servicios portuarios y la oferta turística de la ciudad.

El segundo se marchó ayer a media tarde de la nueva terminal construida con la ampliación norte, donde está pendiente un edificio para atender a los pasajeros. Se trata además de una compañía especializada en cruceros para público alemán de alto poder adquisitivo, indicaron fuentes conocedoras de los cruceros, por lo que es relevante de cara al futuro para aumentar el número de escalas en el cap i casal.

Hoy no se ha previsto la llegada de ningún buque fruto de un cambio de escala como en los dos casos anteriores, aunque la situación ha degenerado tanto las últimas horas en Barcelona que es probable que suceda. Así, tienen reservados amarres para seis cruceros, en su mayoría de gran eslora.

Por el contrario, en Valencia está inscrito en la lista colgada en la Autoridad Portuaria la llegada del Costa Pacífica, que precisamente ayer estaba en Barcelona. Tiene una eslora de 289 metros y una capacidad para 3.780 pasajeros. La estimación del Puerto es que la ciudad reciba este año 208 barcos y 436.000 pasajeros, una cifra similar a la registrada en los años anteriores a la crisis económica. Pese a que se trata de turistas que apenas están unas horas en Valencia, los expertos consideran que son buenos clientes de comercios al tener un alto poder adquisitivo.

Fotos

Vídeos