Bonig y la patronal: crónica de un desencuentro

La presidenta del PP en la Comunitat, Isabel Bonig./Jesús Signes
La presidenta del PP en la Comunitat, Isabel Bonig. / Jesús Signes

El tradicional vínculo del PP con la organización empresarial, en su peor momento de las últimas tres décadas

D. Burguera
D. BURGUERAValencia

Tradicionalmente, la relación entre el PP y la patronal valenciana ha sido buena. Durante algunos años del periodo en que los populares ocuparon la Generalitat, ese vínculo fue muy estrecho. Era habitual ver a los líderes de las organizaciones empresariales en los mítines de candidatos de Génova, y hasta en las bodas de dirigentes del partido. Esa conexión es entendida por los dirigentes de la formación como «propio de nuestro ADN», según diputados consultados esta semana, porque es en estos días cuando se escenifica un desencuentro larvado desde hace tiempo. El resultado de tal quiebra de la armonía es la moción a los presupuestos autonómicos de 2018 que presentan los populares, donde se reclama retirar la subvención que recibe la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) en virtud de una ley, la de Participación Institucional, aprobada durante la legislatura pasada. La iniciativa parlamentaria viene precedido de la instancia de Isabel Bonig, presidenta del PPCV, a Salvador Navarro, máximo responsable de la CEV, para que sea más reivindicativo frente al Consell.

«¿En qué momento se jodió el Perú?», el dilema vargasllosiano con el que arranca 'Conversación en La Catedral', puede trasladarse a la consonancia rota entre PP y la patronal valenciana, resultado de un progresivo deterioro.

Los populares advierten de que la CEV participa en el ámbito político y que eso tiene sus riesgos

Agosto 2014 «Con el PSOE no chillaban tanto»

La entonces consellera de Infraestructuras fue designada sustituta de Serafín Castellano al frente de la Secretaría General del PPCV a mediados de junio de 2014. Dos meses después, en una entrevista dada a una agencia de noticias, desvela la sensación de los populares ante la patronal de la Comunitat. «Algunos empresarios no reclamaban y no chillaban tanto cuando el Gobierno socialista discriminó en época de bonanza a la Comunitat», recordó Bonig, quien consideró que «si algunos quieren hacer política, que me parece muy bien, que se presenten a elecciones».

La dirigente popular ya se ponía en guardia ante la exigencia de los empresarios de reclamar una reunión con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para demandar más financiación e inversiones en la Comunitat. Se produjo un paulatino distanciamiento de las patronales respecto al Gobierno de Fabra. A la vez, se inició la aproximación a los que eran líderes de la oposición, lo que se observó con asombro en la cúpula del PP, que ahora recuerda que las dificultades para reeditar el Pavace (Pacto Valenciano por el Crecimiento y el Empleo, que aseguraba a la patronal y los sindicatos la gestión de millonarios fondos públicos para planes de formación) también contribuyó al enfriamiento de las relaciones.

Julio de 2015 La patronal se suma a las tesis botánicas

José Vicente González, presidente de Feria Valencia y de Cierval (ahora extinguida por quiebra), es reelegido. Su relación con Bonig es «distante», según fuentes cercanas al empresario.

González recibió en este último 9 d'Octubre la designación de la Generalitat al Mérito Empresarial y Social. Tras los comicios de mayo de 2015 y la elección de Ximo Puig como jefe del Consell tras la firma del Pacto del Botánico entre PSPV, Compromís y Podemos, González manifiesta en julio un «apoyo total» a las reivindicaciones de una mejor financiación por parte de un nuevo Gobierno «legítimo, salido democráticamente de las urnas y que es la consecuencia de lo que los valencianos hemos querido votar». Bonig manifestaba por aquellas fechas sus reservas a la estabilidad que aportaba a la Comunitat «un pacto entre perdedores», pues el PP había sido el partido más votado.

Octubre de 2015 Nuevo Consell con «viejos actores»

El periodo de sesiones parlamentarias comienza. Isabel Bonig se estrena como líder de la oposición. En una de las primeras sesiones de control a Puig en Les Corts exhibe una fotografía de la Mesa del Diálogo Social (reunidos sindicatos, empresarios y Consell) para reprochar al presidente su apuesta por «la vieja política con viejos actores».

La líder del PP se muestra muy crítica frente a la etiqueta de la 'nueva política' que pretende abanderar el tripartito. El calificativo de «viejos actores» demuestra su escaso apego hacia la patronal, que se siente muy incomoda con el calificativo.

Septiembre de 2016 Viaje a Cuba

Puig encabezará en octubre una expedición comercial a Cuba. Los grupos de Les Corts se pretenden sumar como si fuera un convoy al Caribe. El PP se niega y muestra sus reservas ante la iniciativa. La relación de Bonig con, al menos, una de las empresas participantes, Air Nostrum se tensa. Los populares, posteriormente, presentan un balance muy crítico: «Menos viajar a Cuba y más trabajar aquí», señalan respecto a Puig. Con el arranque del presente año, Bonig ya critica abiertamente los viajes del presidente «con los empresarios amigos».

Febrero de 2017 El Corredor y Cataluña

Bonig advierte de que las inversiones del Gobierno central en el corredor mediterráneo pueden estar en peligro si la escalada independentista continúa en Cataluña. La respuesta del presidente del lobby empresarial AVE, Vicente Boluda, es fulminante y poco amistosa («Yo también digo tonterías y quizá por eso disculpo a quien las dice»). El PP reivindica también la infraestructura ferroviaria, pero la reacción de los empresarios al advertir del problema que genera el movimiento independentista disgusta a la cúpula del PPCV. Isabel Bonig, hace dos semanas, recordó cómo en la cumbre en Valencia entre Puig y el entonces presidente del Govern, Carles Puigdemont, los empresarios «aplaudían satisfactoriamente».

Abril de 2017 Congreso sin la patronal a la vista

Durante años era habitual que los líderes empresariales hiciesen acto de presencia en los actos políticos del PP. Presidentes de Cierval como Rafael Ferrando acudió a más de uno. Y no sólo él. Al mitin de noviembre de 2011, a una semana de las elecciones que convirtieron a Rajoy en presidente del Gobierno con mayoría absoluta, acudieron los líderes de las patronales, cámaras de comercio y lobbys empresariales. En el Congreso Regional celebrado el pasado mes de abril en el Palacio de Congresos de Valencia, la patronal de la Comunitat se borra.

Octubre de 2017 La patronal se suma a la marcha del 18-N

La CEV acuerda sumarse a la manifestación por una financiación justa convocada por UGT y CCOO y apoyada por el tripartito. El PP se queda finalmente solo. La presencia de la patronal no estaba asegurada y fuentes cercanas a la dirección popular afirman que el mensaje inicial que recibieron por parte de los dirigentes de la organización empresarial fue que no participarían. Desde la cúpula del PPCV se siente «malestar» y «decepción total» con la CEV, según adelantó el diario 'ABC'. La relación entre Navarro y Bonig se enfría al máximo.

Noviembre de 2017 El PP cuestiona las ayudas a la CEV

Bonig insta el 22 de noviembre a la patronal valenciana a ser más reivindicativa ante el Consell, o al menos serlo tanto como con el Gobierno. «Seguro que Salvador Navarro lo hará», afirma la presidenta del PPCV, lo que es acogido en la CEV con «sorpresa». Al día siguiente, en el pleno de Les Corts, Bonig asegura que los presupuestos de 2018 benefician sólo a tres: los altos cargos del Consell, Air Nostrum y la patronal. Se encienden las alarmas, que al día siguiente suenan a toda potencia cuando los populares anuncian sus enmiendas a las cuentas del Ejecutivo autonómico: proponen eliminar las ayudas a la CEV, algo que esta misma semana que acaba se sustancia en la petición de reformar la ley que sustenta esas subvenciones.

¿Y ahora qué? Pues por ahora no hay ningún animo por ninguna de las dos partes por recomponer los platos rotos, tanto unos como otros aseguran que se mantendrán en su posición.

La próxima reunión de la Junta Directiva de la CEV será el próximo 14 de diciembre; sin embargo, fuentes vinculadas a la patronal no consideran que las dos semanas que quedan para esa cita sirvan para «enfriar los ánimos» porque «la actitud de Bonig ha soliviantado a mucha gente». Indican, además que hasta la sede de la patronal «se han enviado mensajes a título personal de diputados del PP que se desmarcan de la línea que marca Bonig. El anuncio de los planes del PP respecto a la reforma de la Ley de Participación Institucional, que supone el cambio en el reparto de las ayudas a la patronal, ha pillado a Salvador Navarro en la expedición comercial valenciana en Canadá, liderada por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Precisamente, las mismas fuentes replican los argumentos del PP sobre su «seguidismo» respecto al Consell y recuerdan que el Gobierno valenciano se ha encontrado enfrente a la patronal en temas de capital importancia para los firmantes del Pacto del Botánico: la implantación del sistema de SDDR, el plan de envases que finalmente ha quedado parado; el proyecto de Puerto Mediterráneo, una inversión que defendieron los empresarios; o la polémica generada en el pulso entre el Ejecutivo valenciano y las empresas adjudicatarias de hospitales.

Fuentes de la dirección del PPCV señalan que aunque la CEV se ha reconvertido en patronal autonómica, hay otras organizaciones empresariales en la Comunitat que no comparten las posiciones de Navarro. «Desde Castellón hemos recibido mensajes de ánimo», indican desde el partido, que ya está en precampaña y ha puesto en marcha la maquinaria electoral.

La gestora del PP en la provincia de Valencia se reunió el pasado jueves con los diputados autonómicos para analizar las enmiendas a los presupuestos (entre las que se incluye la polémica retirada de la subvención a la CEV) «y no se entró a valorar ese asunto. No es un tema que preocupe», señaló uno de los asistentes a esa reunión. Los populares consideran que su propuesta ha descolocado al tripartito, obligado a defender a la patronal, lo que generaría un cambio de papeles y una demostración de que en el PP «llevamos la iniciativa y marcamos la agenda política», porque, además, desde el partido consideran que la patronal, con su protagonismo en la marcha del 18N «ha entrado en el juego político, y eso supone que puedes ser tratado como un personaje más de este ámbito».

Fotos

Vídeos