Esquerra Unida, mes y medio sin dirección política

David Rodríguez, coordinador general de EU./LP
David Rodríguez, coordinador general de EU. / LP

Los afines a David Rodríguez, destituido el 28 de octubre por su viaje a Cuba, intentan convocar una asamblea para sostenerlo como líder

J. C. Ferriol
J. C. FERRIOLValencia

La crisis abierta en Esquerra Unida a raiz del viaje a Cuba de su coordinador general, David Rodríguez, pagado con fondos públicos y que derivó en la destitución del líder de la coalición en el consell polític nacional del pasado 28 de octubre, sigue abierta. Y lleva camino se seguir así durante mes y medio. La dirección de EU comunicó ayer la convocatoria, el próximo 15 de diciembre, de un nuevo consell política nacional en el que se tomarán "las medidas que correspondan para poder tener una dirección política y decidir el futuro de la organización de izquierdas".

El mes y medio que va desde la caída de Rodríguez hasta esa fecha dejaría a la coalición en una especie de limbo, toda vez que la destitución del líder de la coalición no se vio acompañada de la designación de un nuevo coordinador general ni del nombramiento de alguna dirección provisional. Desde finales de octubre, cuando Rodríguez perdió la votación con la que trató de defender el viaje a los funerales de Fidel Castro pagado con cargo al grupo de EU de la Diputación de Alicante, la actividad de algunos de los colaboradores del ex coordinador general se ha centrado en tratar de recuperar el mando de la formación.

Para ello, fuentes de la coalición explican que se están recogiendo firmas para tratar de convocar una asamblea extraordinaria -antes de ese consell polític del 15 de diciembre- para debatir sobre la nueva dirección. ¿Por qué una asamblea y no el consell polític? Las fuentes consultadas por este diario explican que el entorno de Rodríguez consideran más probable lograr una mayoría de respaldos al excoordinador general en una asamblea -con mucha más participación- que en el consell polític (que ya tumbó el 28 de octubre al hasta entonces líder).

El relevo de Rodríguez podría considerarse como la solución más lógica al callejón sin salida en el que se encuentra la coalición. Pero las dificultades con las que viene tropezando EU para encontrar un candidato a líder con un respaldo mayoritario allana el camino a la continuidad del excoordinador general. Rosa Pérez, la diputada provincial de Valencia de la coalición y rival de Rodríguez en el último congreso, no parece contar con los respaldos necesarios para consolidarse como alternativa. Esa circunstancia podría alumbrar una tercera vía que optara al liderazgo de la formación.

Fotos

Vídeos