Les Corts se inclina por no dar grupo propio a los cuatro tránsfugas de Cs

Marí y los otros tres diputados habían solicitado disponer de más privilegios de los que el Reglamento concede a los no adscritos

F. M.

valencia. La Mesa y la Junta de Portavoces de Les Corts decidirán hoy que Alexis Marí, Domingo Rojo, Alberto García y David de Miguel se incorporen al grupo de los no adscritos de la Cámara -el que componen aquellos diputados que inician la legislatura en un grupo y que lo acaban abandonando-. Eso sí, los cuatro tránsfugas de Ciudadanos no podrán formar, casi con toda probabilidad, una agrupación parlamentaria propia, al margen de los otros dos diputados no adscritos, Miquel Domingguez y Covadonga Peremarch.

Marí y sus tres compañeros de filas decidieron hace diez días abandonar el grupo parlamentario de Ciudadanos y solicitar su pase a los no adscritos. En el escrito que firman los cuatro parlamentarios, se solicitaba que los diputados pudieran contar con un espacio físico específico para ellos, estar en todas las comisiones y subcomisiones, así como en la Diputación permanente, y poder hacer preguntas e interpelaciones.

El Reglamento de Les Corts, tal y como ya avanzó este diario, prevé una serie de condiciones muy limitadas para los diputados no adscritos. En cambio, para las agrupaciones parlamentarias formadas por no adscritos -están previstas para casos como la disolución de coaliciones- el margen de actuación previsto es mucho mayor.

El presidente de Les Corts, Enric Morera, planteó hace dos semanas a los servicios jurídicos de Les Corts una solicitud para conocer exactamente las condiciones en que podían quedar los cuatro exdiputados de Ciudadanos y exactamente cuáles serían los privilegios de que podrían disfrutar. Algunas fuentes aseguran que los letrados de la Cámara habrían contestado de forma negativa, remarcando que el Reglamento del Parlamento valenciano no recoge en ningún caso la posibilidad de que cuatro diputados que abandonen un grupo parlamentario -sin ser parte de una coalición- puedan formar después su propia agrupación y disfrutar de privilegios similares a los del resto de grupos.

De la decisión de la Mesa y la Junta de Portavoces de hoy depende que los cuatro ex de Ciudadanos dispongan de un nivel de protagonismo en la Cámara similar al de su exgrupo parlamentario.

Desde Ciudadanos, sostienen que «no cabe la posibilidad» de que esos cuatro diputados formen un grupo parlamentario propio, sino que deben ser considerados no adscritos, y aseguran que no les importa qué ubicación se dé a los diputados que se han ido de su grupo., informa Efe.

La Junta de portavoces analizará asimismo si se amplía el actual periodo de sesiones hasta finales del mes de julio, pues en principio Les Corts habían programado para la semana que viene el último pleno antes de las vacaciones de verano y la reunión de comisiones durante la semana del 10 al 14 de julio.

Fotos

Vídeos